Declarada en concurso de acreedores de la empresa Gran Vía 37, propiedad de Juan Soler

VALENCIA, 16 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia declaró hoy el concurso voluntario de acreedores de la sociedad Gran Vía 37, propiedad del máximo accionista del Valencia Club de Fútbol, Juan Soler, informaron en fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

La empresa declarada en suspensión de pagos tiene como objeto social la adquisición, explotación y comercialización de cines, teatros, videoclubs, salas de fiestas y, en general, de toda clase de fincas urbanas, tanto cedidas en régimen de arrendamiento como explotados directamente.

En su auto, el juez decretó asimismo la intervención de las facultades de administración de Gran Vía 37, que quedan sometidas a la autorización del administrador concursal, y nombró administradores concursales al economista Manuel Alba Moreno, el letrado Ramón Ramia de Cap Salvatella, y a Miguel Arias Molinero, en nombre de los acreedores.

Respecto a los posibles efectos en el Valencia del concurso de la sociedad, Juan Soler, propietario del 37% de los títulos del club, aclaró en un comunicado que Gran Vía 37 "no posee ni una sola acción del Valencia", por lo que el hecho de estar concursada "no afecta en ninguna medida a la situación accionarial del Valencia".

Tras la aceptación como mínimo de dos de las tres personas designadas por el magistrado, la administración concursal tiene un plazo de dos meses para elaborar un informe en el que realicen una revisión del activo de la empresa, del pasivo y de sus acreedores, entre otras cuestiones.

Posteriormente, el informe confeccionado por los administradores concursales se trasladará a los acreedores y se abrirá el periodo de alegaciones, punto en el que acaba la denominada 'fase común' del proceso concursal y empieza la 'fase de liquidación' o 'de convenio' con los acreedores.