La lentitud de Prisa en refinanciarse le lleva a otro mínimo histórico en bolsa

Grupo Prisa, dueño de Cadena SER, Cuatro, Santillana, Digital + o El País, volvió a marcar este lunes un nuevo mínimo histórico en bolsa, tras cerrar con un descenso del 9,5%, hasta 1,14 euros. Su valor en bolsa (resultado de multiplicar su número de acciones por su cotización) se sitúa en 249 millones de euros. Muy lejos de los máximos, marcados en septiembre de 2000 en 27,9 euros, cuando llegó a valer más de 6.100 millones.

Pero su caída se ha acelerado desde finales de 2008, cuando se embarcó en la compra de su filial Sogecable mediante una deuda que todavía hoy sigue viva. La presión se acrecienta. El próximo 31 de marzo, la compañía afronta el vencimiento de 1.950 millones de euros de un crédito puente concedido para la compra de Sogecable, y que le arrastra desde que lo firmó. Su deuda ha llegado a los 5.044 millones de euros al cierre de 2008, 200 millones más de los previstos debido a la incorporación de diversas partidas de deuda que hasta no tenía en cuenta como, por ejemplo, Localia, que ha cesado su actividad.

Tras la conference call -presentación ante analistas- de Juan Luis Cebrián, consejero delegado del grupo, varios de los oyentes coincidían en señalar a 233grados la misma versión: Prisa tiene que ampliar capital, bien los propios fundadores o un socio inversor. "Tienen que meter dinero. Aunque realicen varias de las operaciones de desinversión previstas (Digital +, Santillana), no será suficiente", dijeron estas fuentes. "Todavía no hay nada firmado. Ni la prórroga del crédito crediticia, ni la refinanciación. Todo sigue en stand by", afirman desde uno de los bancos prestamistas a Prisa. Hoy, el presidente ejecutivo de Vivendi, uno de los pretendientes de la plataforma de televisión de pago (Digital +), dio un paso atrás al señalar que sus conversaciones con Prisa no han llegado a buen puerto.