López Marcano apuesta por "no desperdiciar" la oportunidad de que Santander sea sede del Mundial de Fútbol en 2018

El consejero asistirá mañana a la reunión de la Federación Española de Fútbol con los directores generales de Deporte de todas las cc.aa. SANTANDER, 26 (EUROPA PRESS) El consejero de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria, Francisco Javier López Marcano, apostó hoy por "no desperdiciar" la oportunidad "singular" de que Santander se convierta en sede del Campeonato del Mundo de 2018 si finalmente la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) concede a España y Portugal la organización del torneo. Se trata, según dijo en declaraciones a los medios de comunicación, de "una de esas oportunidades que te sitúan en los mapas geográfica, turística y culturalmente hablando". López Marcano acudirá mañana, viernes 27, a la reunión que la Federación Española de Fútbol ha convocado en Madrid con los directores generales de Deporte de todas las comunidades autónomas --irá en nombre de el de Cantabria, Ramón Cuesta, que no puede asistir--. Acudirá en representación no sólo del Gobierno regional, sino también del Ayuntamiento de Santander, del Racing y de la Federación Cántabra de Fútbol. Esta "unidad institucional" es, precisamente, "una de las fortalezas" de la capital cántabra para ser sede del Mundial de Fútbol. El objetivo del consejero es conseguir este hecho para "reafirmar" así la "posición" de Cantabria. Según destacó, este "intento" de albergar el Mundial se suma a la "secuencia de buenos intentos" que está llevando a cabo la Comunidad Autónoma. Entre ellos, citó la candidatura de Santander para ser Capital Europea de la Cultura en 2016 o que Comillas vaya a ser la sede española de los Colegios del Mundo Unido. En este sentido, López Marcano aseguró que, como consejero, no va a "renunciar a nada que sea positivo para Cantabria". Por último, y a preguntas de los periodistas sobre el estado del campo y resto de instalaciones del Racing de Santander para albergar el Mundial, el titular de Deporte cántabro defendió que en la actualidad existen muchas empresas y tecnologías que "hacen posible la organización de cualquier acto". Algo que, bajo su punto de vista, ha quedado "demostrado" en la organización de eventos como la semifinal de la Copa Davis entre España y Estados Unidos en Santander en 2000 y 2004.