Menos viajes a pesar de las ofertas en una Semana Santa floja para el sector

  • Madrid, 4 abr (EFE).- Los españoles esperan hasta el último momento para reservar sus vacaciones durante los próximos días de la Semana Santa, sólo animados por los bajos precios que ofrece el sector, que en general considera la temporada "floja".

Menos viajes a pesar de las ofertas en una Semana Santa floja para el sector

Menos viajes a pesar de las ofertas en una Semana Santa floja para el sector

Madrid, 4 abr (EFE).- Los españoles esperan hasta el último momento para reservar sus vacaciones durante los próximos días de la Semana Santa, sólo animados por los bajos precios que ofrece el sector, que en general considera la temporada "floja".

Aunque el turismo resiste mejor que otros sectores, los operadores ya preveían un descenso de movimientos y ofertaron un 15 por ciento menos de viajes, con lo que se ha conseguido casi la plena ocupación en algunas zonas.

Fuentes del sector consultadas por Efe coinciden en que los desplazamientos van a ser más cortos, la mayoría en el interior de España y menos en las islas.

De los viajes internacionales apenas se salva la ciudad de Londres, donde la bajada de la libra permite que sea un destino muy atractivo para las compras.

Sin embargo, otros viajes internacionales de largo recorrido como el Caribe, muy demandado en otras temporadas durante estas mismas fechas, se ha notado un mayor descenso.

En España, zonas como Canarias, Baleares y el norte de la península tienen una ocupación menor de la esperada, mientras que en otros lugares como la Comunidad Valenciana el lleno es total.

El presidente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viaje (AEDAVE), José Manuel Maciñeiras, declaró que el impacto económico se ha atemperado por la disminución de la oferta en casi un 15 por ciento en relación con otros años.

Además, señaló que los viajes van a ser cortos y se van a hacer sobre todo por carretera y en tren, gracias a las ofertas de Renfe en nuevos destinos y a la bajada del precio de la gasolina.

En opinión de Maciñeiras, los precios de todos los productos han bajado o se han contenido, hasta en las ofertas dirigidas a la clase media alta, que ha tenido también pequeñas rebajas de hasta el 5 por ciento.

Las cadenas hoteleras son las que más han bajado sus precios con políticas muy agresivas, que incluyen descuentos que alcanzan casi el 50 por ciento respeto a los precios de semanas santas anteriores para asegurarse la ocupación.

El director general de la Asociación de Mayoristas de Agencias de Viaje (Amave), Ruperto Donat, confirmó que hay muchas reservas que se deciden a última hora y que el grueso de los movimientos van a ser en el interior peninsular y en los destinos de nieve.

En la Federación de Agencias de Viaje (Feaave) calcularon que habrá un 10 por ciento menos de facturación, por la retracción de la oferta por parte de los propios operadores y porque los precios son más asequibles.

La cautela de los operadores ha hecho que al final haya menos producto en el mercado, lo que puede hacer parecer que está todo lleno y que hay dificultades para encontrar un hueco.

Los cuatro días de Semana Santa son, según el vicepresidente de Feavve, Jesús Martínez, la punta de demanda mayor de todo el año y lo que se confirma es que el sector del turismo no es ajeno a la crisis.

Desde la Mesa del Turismo, que agrupa a una treintena de las principales empresas turísticas del país, señalan que en el sector se vive un cambio de modelo en la forma de vender viajes.

El presidente de la Mesa, Juan Andrés Melián, cree que los españoles van a seguir viajando, pero van a intentar reducir al máximo los costes.

En las que se consideran las primeras grandes vacaciones del año la tendencia es aprovechar todas las ofertas, esperar las que se producen en el último momento y utilizar el automóvil propio.

Para animar a viajar en avión, un sector en el hay este año una disminución de la oferta del 12,5 por ciento, según fuentes de Aena, aerolíneas como Iberia ofrecen precios para trayectos domésticos desde los 22 euros.