Gürtel.- Bárcenas es uno de los vocales del PP en la Comisión del Senado que estudiaría su hipotético suplicatorio

Desde que un suplicatorio llega a la Cámara Alta, debe resolverse en 60 días porque transcurrido ese plazo, se da por denegado MADRID, 25 (EUROPA PRESS) El tesorero del PP, Luis Bárcenas, es uno de los vocales del Grupo Popular en la Comisión de Suplicatorios del Senado, el órgano que tendría que estudiar el hipotético suplicatorio que podría solicitar el Tribunal Supremo en el caso de que Bárcenas sea uno de los aforados investigados por el juez Baltasar Garzón en la 'operación Gürtel'. Garzón dictó hoy una providencia en la que da 48 horas a la Fiscalía Anticorrupción para que le informe si procede inhibirse en favor del Tribunal Supremo en la causa en la que investiga la presunta trama de corrupción relacionada con la 'Operación Gürtel', al encontrar indicios de responsabilidad penal contra diputados nacionales o senadores. Según algunos medios, los aforados investigados por Garzón son Luis Bárcenas, senador por Cantabria, y el eurodiputado 'popular', Gerardo Galeote, que es miembro de la Mesa del Parlamento Europeo y presidente de la Conferencia de Presidentes de Comisión y de la de Desarrollo Regional. La Constitución establece que los parlamentarios nacionales no pueden"ser inculpados ni procesados sin la previa autorización de la Cámara" correspondiente y que la competencia en las causas contra parlamentarios recae en la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. A su vez, la Ley de Enjuiciamiento Criminal determina que el juez o tribunal que encuentre "méritos" para procesar a un senador o diputado se abstendrá de dirigir el procedimiento hasta obtener la correspondiente autorización del Parlamento. Una vez que se informe a las Cortes, el juez o el tribunal habrá de suspender el procedimiento hasta que la Cámara "resuelva lo que tenga por conveniente". En el caso de que el Senado o el Congreso negasen la autorización pedida, la causa se sobreseerá en lo que afecte al parlamentario implicado, pero continuará contra los demás procesados. UN MES PARA EMITIR DICTAMEN La autorización al Congreso o al Senado se pedirá en forma de suplicatorio a través del ministro de Justicia. Junto a esta solicitud, el juez o tribunal tendrá que remitir a la Cámara, con carácter de reservado, el testimonio de los cargos que resulten contra el senador o diputado, así como los dictámenes del fiscal y de las peticiones particulares en que se haya solicitado la autorización. Si el investigado es un senador, el tribunal habrá de comunicarlo al presidente del Senado, quien, una vez recibida la petición para retirar la inmunidad, la remitirá a la Comisión de Suplicatorios. Este órgano podrá reclamar los antecedentes oportunos y, tras escuchar al interesado, deberá emitir dictamen en un plazo máximo de treinta días. Actualmente, la Comisión de Suplicatorios, que preside el 'popular' Juan Fageda, está compuesta por 26 senadores (12 del PP, 10 del PSOE, y uno de cada uno del resto de grupos. Entre los vocales del PP figura el tesorero del partido, Luis Bárcenas, que, según algunas informaciones está siendo investigado por Garzón en el marco de la 'Operación Gürtel'. Según establece el Reglamento del Senado, el dictamen de la Comisión de Suplicatorios se incluirá en el orden del día del primer Pleno ordinario que se celebre, que se reunirá en sesión secreta para ser informado del mismo y podrá abrir un debate al respecto, antes de someterlo a votación. Todo el proceso no debe durar más de sesenta días, pues transcurrido ese plazo el suplicatorio se entenderá denegado. VOTACION SECRETA Y EN PLENO En octubre de 2007 la Presidencia del Senado aprobó una resolución que elimina el antiguo sistema de bolas blancas y negras para la votación en Pleno de los dictámenes de la Comisión de Suplicatorios. En virtud de ese texto, la votación podrá realizarse mediante voto electrónico, acreditando el resultado numérico final, pero omitiendo el sentido del voto de cada senador. No obstante, el presidente, de acuerdo con la Mesa del Senado podrá elegir entre este procedimiento o la votación nominal y secreta mediante papeletas, que los senadores irán depositando en el lugar correspondiente tras ser requeridos para ello, uno por uno. Una vez que la Cámara adopte un acuerdo, el presidente tendrá un plazo de ocho días para dar traslado del mismo al Tribunal Supremo. En cuanto a los antecedentes, que son varios, el más inmediato se remonta a 2007, cuando el Senado, con los votos de PP y CiU, retiró a la senadora del PSC María José Elices la inmunidad parlamentaria a petición del Supremo para resolver una acusación de injurias al alcalde de Tarragona, el nacionalista Joan Miquel Nadal, que finalmente fue archivada. En estos momentos, el Supremo ha asumido el caso de otro senador, el 'popular' Manuel Altava, por un supuesto delito de abuso de derecho, al entrar en la vivienda de su ex mujer, retirar varios bienes y cambiar cerraduras. PROCEDIMIENTO EN EL PARLAMENTO EUROPEO En el Parlamento Europeo, la cámara a la que pertenece Gerardo Galeote, los suplicatorios son transmitidos por el Gobierno a instancias de la autoridad judicial. La Comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara es la encargada de examinar "sin demora y por orden de recepción" los suplicatorios de la Justicia para elaborar un informe argumentando si se debe o no levantar la inmunidad parlamentaria del aforado. A lo largo de ese examen, la citada comisión del Parlamento Europeo podrá recabar el testimonio del afectado y también podrá pedir cuanta documentación e información precise de la autoridad que suplica el levantamiento de la inmunidad. Al final, llegará a una conclusión sobre el suplicatorio que tendrá que ser votada en el Pleno de la Eurocámara. Si al diputado se le reclama por varios cargos, las decisiones se adoptan separadamente para cada supuesto.