Pilar Rojo, partidaria de ser "flexibles" con las incompatibilidades de diputados porque la política es "temporal"

Recuerda que la "gran mayoría" usan el gallego pero matiza que "eso no quita" que lo puedan hacer en castellano si tienen "dificultades" SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 (EUROPA PRESS) La diputada electa del PPdeG Pilar Rojo --cuyo nombre propondrá el Grupo Popular el próximo miércoles para presidir el Parlamento de Galicia-- defendió hoy ser "flexibles" con el régimen de incompatibilidades de los parlamentarios con el ánimo de facilitar su reincorporación al mercado laboral puesto que, a su entender, la política debe ser una actividad "temporal". En una entrevista concedida a Europa Press, Rojo --arquitecta de profesión-- reconoció que este debate "está ahí", pero, tras abogar por que la Cámara no esté conformada por "políticos profesionales", avisó de que reforzar el régimen de incompatibilidades tiene "cosas buenas y cosas malas". Así, en primer lugar expuso que ya existe una ley "que hay que cumplir" y puso el ejemplo de los diputados populares, a los que "se les pide que en la medida de lo posible se dediquen en exclusiva a las labores parlamentarias". No obstante, reflexionó que, tras la actividad política, "volver" a las profesiones liberales, por ejemplo, es "más difícil" que en otros casos, como el de los funcionarios, por lo que pidió "amplitud de miras" para abordar este asunto. "Sobre todo si lo que se quiere es que el Parlamento sea reflejo de la sociedad civil que representa", apuntó, después de recordar que la normativa prevé un salario más reducido para los diputados que compatibilicen su labor en la Cámara con otra actividad profesional. REFORMA DEL REGLAMENTO Con el ánimo de convertir el Pazo do Hórreo en el "centro de la vida política", Rojo sí se mostró partidaria de reformar el reglamento de la Cámara, un debate que los tres grupos con representación en el arco parlamentario ya abrieron en la pasada legislatura. Al respecto, la popular reconoció que la normativa actual es "rígida en exceso", por lo que priorizó modificar el reglamento para "agilizar" los debates y que sean "de actualidad". "Hay que recoger lo que pasa en la sociedad, en la calle", dijo para reforzar esta idea, y agregó que la reforma del reglamento debe hacer "por consenso" de los tres partidos. La que será presidenta del Parlamento gallego en la octava legislatura autonómica se marcó como objetivo ser "absolutamente ecuánime" con los grupos y garantizó "rigurosidad" ya que, según dijo, interpreta su futuro cargo como "puramente institucional". "POCO AMIGA DE LAS BRONCAS" En este sentido, admitió que tiene "fama de tener carácter", sobre todo por sus formas "apasionadas" al expresarse, pero aseguró que es "poco amiga de las broncas" y que le gusta "hablar", por lo que transmitió "voluntad de diálogo" con los grupos. Por este motivo, confesó "cierta tristeza" por las críticas que el BNG lanzó contra los "antecedentes" de Rojo. "Ojalá me hubiese dado el margen de la duda. Ya tendrá tiempo de criticarme si me equivoco", manifestó, y confió en que el talante de la oposición no sea "la crítica por la crítica". En cuanto a la configuración de la Mesa del Parlamento, Rojo apostó por que los tres grupos tengan representación, por lo que le pareció "bien" que el PSdeG le ceda al BNG uno de los dos puestos que les correspondería. "PROFUNDAMENTE ABRUMADA" Preguntada por la cuestión lingüística, la popular recordó que "la gran mayoría" de los diputados usan "siempre" el gallego, aunque matizó que "eso no quita" que algún parlamentario se pronuncie en castellano si tiene "especiales dificultades" para hacerlo en el idioma autonómica ya que, alegó, la comunidad es "bilingüe". Rojo, que no espera dificultades en las votaciones por la ajustada mayoría absoluta del PPdeG porque "todos los diputados son mayorcitos", se convertirá el próximo miércoles en la segunda mujer en presidir la Cámara gallega. La decisión fue adoptada por el líder del PPdeG y futuro presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, después de escuchar a los diputados electos, a los presidentes provinciales y al secretario xeral del PPdeG. Tras recibir el respaldo del partido, Rojo se mostró "francamente abrumada" y agradeció el apoyo de sus compañeros. PERFIL En las autonómicas del 1 de marzo, Rojo ocupó el 'número 4' de la lista del PPdeG por Pontevedra --su localidad natal-- y en la pasada legislatura fue portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular y portavoz de Vivienda. También fue miembro de la Comisión de estudio de la Reforma del Estatuto de Autonomía de Galicia y formó parte de las comisiones de Ordenación Territorial, Obras Públicas, Medio Ambiente y Servicios; y de Educación y Cultura. Al margen de su experiencia parlamentaria, Rojo es la única conselleira del Gobierno Fraga --dirigió el departamento de Familia-- que sobrevivió al proceso de renovación de las listas populares. Antes de su nombramiento como conselleira, había sido delegada provincial de la Consellería de Cultura.