Rojo tranquiliza a los partidos y promete que participarán en la revisión de las incompatibilidades de parlamentarios

El PP cree que esa tarea debe hacerse en la Comisión del Congreso y pide al Gobierno que dé ejemplo revelando los bienes de los ministros

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente del Senado, Javier Rojo, se ha comprometido a promover reuniones entre los portavoces de los grupos parlamentarios en el Senado y el Congreso para abordar la revisión del sistema de incompatibilidades de diputados y senadores y de la publicidad de sus actividades extraparlamentarias, un debate que quiere impulsar junto al presidente del Congreso, José Bono, después del paréntesis de Semana Santa.

Según informaron fuentes parlamentarias a Europa Press, los portavoces de los grupos parlamentarios en el Senado trasladaron a Javier Rojo en la reunión del martes pasado su inquietud sobre el debate sobre incompatibilidades que se inició en el Congreso tras filtrarse el dictamen de la Comisión del Estatuto del Diputado, el órgano encargado de conceder o denegar las incompatibilidades en la Cámara Baja.

Ante el interés manifestado por los portavoces, Rojo afirmó que hará partícipes a los partidos en el debate que tiene previsto iniciar junto con Bono después Semana Santa, asegurándoles que tendrán reuniones con los portavoces en el Congreso ante la revisión del sistema de incompatibilidades.

LOS PRESIDENTES TOMAN EL MANDO

Rojo y Bono han tratado ya este asunto en los últimos contactos que han mantenido y están de acuerdo en promover el debate para que los grupos hagan propuestas, no sólo sobre si debe darse más publicidad o no a las declaraciones que los políticos presentan en el registro de actividades, sino también sobre qué labor debe ser incompatible con la de diputado y senador.

Esta decisión se tomó después de que se dieran a conocer los dictámenes de la Comisión del Estatuto del Diputado, que tienen carácter reservado. El segundo de ellos se votó hace dos semanas en el pleno de la Cámara Baja y un centenar de diputados se negó a apoyarlo (o se abstuvieron o votaron en contra), expresando así su desacuerdo con la opacidad del sistema.

Un día antes de esa votación, PSOE e IU-ICV habían anunciado sus propuestas de hacer públicas las actividades profesionales de los diputados e impulsar una revisión del régimen de incompatibilidades para hacerlo más transparente. Su argumento es que se hace una interpretación muy amplia de la ley, favoreciendo la concesión de compatibilidades.

La pasada semana, la Comisión del Estatuto del Diputado alcanzó un acuerdo unánime para dotar de mayor transparencia al contenido de sus trabajos y abrir una reflexión sobre el actual régimen de incompatibilidades. El compromiso es poner propuestas sobre la mesa en próximas semanas.

Los dos presidentes han decidido tomar cartas en el asunto sabedores de que la divulgación de esos datos perjudica por igual a ambas Cámaras y que resulta más eficaz unificar criterios y no permitir que se apliquen unas reglas para unos parlamentarios y otras distintas para los miembros de otra cámara.

En declaraciones a Europa Press, la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, se declaró sorprendida por la intención de los presidentes de las Cámaras y señaló que la revisión de las incompatibilidades debe hacerse en la Comisión del Estatuto del Diputado, donde están representados todos los grupos.

EL PP LLEVARÁ PROPUESTAS "DE CALADO"

Según explicó, en la próxima reunión de la citada comisión del Congreso el PP llevará "propuestas de calado" porque no tiene "ningún problema en absoluto" en fomentar esa publicidad. "Nosotros hemos estado siempre sometidos a la ley y no tenemos ningún problema en el conocimiento de esos datos y que además se haga con absoluta normalidad", garantizó.

Ahora bien, pidió "congruencia" a los socialistas para que al mismo tiempo los miembros del Gobierno "den ejemplo" dando a conocer su patrimonio, como se recoge en la Ley de Conflictos de Intereses de Altos Cargos aprobada hace tres años y todavía pendiente de desarrollo reglamentario.

"Seremos muy constructivos y lo que pedimos es que ese mismo sentido constructivo lo tenga también el Gobierno, que hace tres años aprobó una Ley de Incompatibilidades para dar mayor transparencia a las declaraciones de actividades y bienes de los ministros y ahora dicen que hasta octubre no calculan que se pueda hacer", aseveró.

En cualquier caso, la portavoz del PP avisó de que la revisión del sistema de incompatibilidades debe hacerse "dentro del marco de consenso" y trabajando "juntos". "Con consenso, estamos dispuestos a poner encima de la mesa lo que haga falta para una mayor transparencia en la que estamos absolutamente de acuerdo --afirmó--. No hay ningún problema en modificar la ley y estamos totalmente de acuerdo en hacerlo por consenso y con carácter constructivo, con medidas muy concretas".