Osborne estrena imagen, que mantiene la cabeza del toro y con la que pretende cohesionar a todas sus empresas

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El grupo con sede en el Puerto de Santa María (Cádiz) Osborne presentó hoy en Madrid su nueva imagen corporativa, una marca que moderniza el tradicional toro incorporando únicamente la silueta de su cabeza junto a una tipología más actual y con la que la compañía pretende aunar la imagen de la decena de empresas que forman parte de ella.

Para el consejero delegado de la compañía, Ignacio Osborne, y para el director general, Alfonso Calderón, esta nueva "marca paraguas" debe dar coherencia y cohesión a todos los productos y empresas que forman parte de Osborne, Sánchez Romero Carvajal, 5J, Solán de Cabras, Anís del Mono y Montecillo, entre otros, de modo que el consumidor sepa que Osborne también tiene productos como jamones y embutidos ibéricos, agua embotellada o zumo.

"Somos mucho más que vino de Jerez y brandy, nuestra realidad es mucho más amplia pero mucha gente no lo conoce", explicó Calderón para justificar este cambio de imagen que pretende transmitir "valores" propios de la compañía como la "autenticidad" de su historia mezclada con su visión de futuro y modernización; la emoción, la calidad y la sensorialidad propia de los productos de alta gama; o una "españolidad perfectamente complementada con la vocación internacional".

En la nueva imagen corporativa, que, según Calderón, "responde mucho mejor a la realidad y al proyecto de futuro" de la compañía", el icono del toro se ha reducido a la silueta de su cabeza, que "se asoma a una ventana circular" --la letra 'o' central del nombre Osborne--. La tipología empleada es más actual que la utilizada hasta ahora y de color dorado, para "simbolizar el prestigio de los productos". Además, se ha eliminado la palabra 'Grupo' y se incluye la fecha de nacimiento de la empresa, 'Desde 1772'.

El logotipo, que ha sido diseñado por Morillas Brand Design, se incorporará a toda la cartera de productos Osborne aunque en algunos convivirá con el antiguo. El grupo prevé realizar una campaña de comunicación internacional en aquellos países en los que tiene más presencia para dar a conocer la nueva imagen.

RESULTADOS "MUY SIMILARES" A LOS DE 2007

Por otro lado y, a la espera de que en próximos días se celebre la Junta General de accionistas donde se darán a conocer los datos económicos del pasado ejercicio, el consejero delegado adelantó que el grupo cerró 2008 en "niveles muy similares" a los de 2007, registrando unas ventas "ligerísimamente" por debajo de las del año anterior y unos resultados "muy parecidos".

Para Osborne, 2009 ha arrancado con una actividad muy similar a la de 2008, "muy ligeramente por debajo en ventas" aunque incrementando los resultados, debido a que la compañía "ha aprovechado para ser más eficiente en estos meses, intentando adelgazar costes". El responsable de Osborne aseguró que en los últimos meses del año pasado fue el área del agua envasada la que mostró una mayor atonía "aunque los resultados fueron satisfactorios", mientras que en el comienzo de éste, es el vino el sector que más ha acuciado el descenso del consumo.

No obstante, para Osborne, que sus productos sean "líderes" hace que el grupo se resienta "mucho menos" de la actual situación económica. "Estamos ocupados aunque no preocupados porque la actual situación del consumo es compleja", apuntó.

Preguntado por la expansión del grupo, el consejero delegado adelantó que a corto y medio plazo, los sectores en los que podría crecer no son otros que en los que ya tiene actividad: brandy, jamones y embutidos ibéricos, agua envasada y vinos, además, de la explotación de la licencia de la imagen del toro. En cualquier caso, Osborne es consciente de que no puede adquirir grandes marcas internacionales como hacen otros grandes grupos de bebidas espirituosas pero sí puede "jugar" en compañías cuya compra suponga "cientos de millones de euros".