Ourense registra la tasa de pobreza más elevada de Galicia, según el Informe Foessa sobre exclusión y desarrollo social

Se sitúa en un 26,4% frente al 20,9% de media en el resto de la comunidad y un punto por encima de la estatal

OURENSE, 6 (EUROPA PRESS)

La provincia de Ourense registra la tasa de pobreza más elevada de Galicia, que se sitúa en un 26,4 por ciento frente al 20,9 por ciento de media alcanzada en el conjunto de la comunidad y 6,6 puntos por encima del promedio estatal, según el VI Informe Foessa sobre exclusión y desarrollo social en España elaborado en 2008. En segundo lugar figura la provincia de Lugo, que alcanza el 22,4 por ciento, seguida de Pontevedra, con el 19,72 por ciento, y A Coruña, con el 19,56 por ciento.

Así lo informaron hoy los responsables del estudio, presentado hoy a los medios de comunicación en la ciudad de As Burgas, en un acto en el que participaron el presidente de Cáritas Ourense, Miguel Pérez de Juan, el doctor en Economía Aplicada de la Universidad de Extremadura Jesús Pérez Mayo y el sociólogo del Departamento de Estudios de Foessa, Francisco Lorenzo.

Este último experto, uno de los autores de un informe en el que colaboraron 90 personas, aseguró que los datos de la comunidad gallega presenta son "peores" en cuanto a su tasa de pobreza que los del resto de España, aunque "todavía no a una distancia amplia como pueda ser el caso de Ceuta y Melilla, Extremadura o Andalucía" que cuentan con una "diferencia mayor que la que representa Galicia".

Sin embargo, Lorenzo destacó que la comunidad gallega "sí presenta unas tasas peores en el acceso a la educación, al empleo o a la sanidad respecto a la tasa estatal".

CRECIMIENTO ECONÓMICO SIN DESARROLLO

Entre otras cuestiones, el informe sobre exclusión y desarrollo social de 2008 en España concluye que "el crecimiento económico no genera implícitamente desarrollo" y que durante los últimos 14 años de bonanza en España "no se tomaron las decisiones oportunas".

En este sentido, Lorenzo defendió que, pese a parecer que a mayor riqueza del país el bienestar de la población española "iba a ser mejor", el informe elaborado "constata que no es así". "Catorce años es un plazo suficiente para que haya distintos partidos políticos en el Gobierno y distintos grupos de gobierno en cada partido", aseveró.

El sociólogo del departamento de estudios de Foessa consideró que el problema radica en el "modelo" por el que se "ha apostado" y que, a su juicio, no ha conllevado desarrollo por no haber implicado una distribución racional de la riqueza.

Así, el informe indica que si bien se ha creado empleo en los últimos 14 años, aunque su principal característica es que haya sido su "precariedad", dado que, como apuntó, existen "tres millones de personas atrapadas en la temporalidad" y "el 56 por ciento de las personas con empleo precario tras siete años no ha logrado pasar a un contrato indefinido".

VIVIR PARA LA VIVIENDA

En el caso de la vivienda, los responsables del estudio afirman que ha sido "más impactante" porque durante los últimos años "se construyeron muchas viviendas" en España pero también era "más difícil" acceder a ellas. "Se ha tenido que asumir un nivel de riesgo elevadísimo que se corresponde a vivir para pagar una vivienda" señaló el sociólogo.

En materia de las personas procedentes de país extranjeros, Lorenzo afirmó que el modelo de integración ha sido meramente laboral y que a partir del año 2000 "todas las decisiones que se han tomado han sido en la línea de recortar derechos e incrementar obligaciones de la población inmigrante".