El BEC reducirá este año su cifra de negocio, que rondará los 19 millones, debido al impacto de la crisis

Corres cree que la situación del sector ferial europeo es muy cercana "al pánico" y no se recuperará hasta después de 2010 BILBAO, 18 (EUROPA PRESS) Bilbao Exhibition Centre (BEC) acusará la crisis en 2009, "un año muy difícil", y reducirá su cifra de negocio hasta los 19 millones de euros, aproximadamente. Según explicó su consejero delegado, José Miguel Corres, en un desayuno del Fórum Europa celebrado esta mañana en la capital vizcaína, la situación del sector ferial europeo es muy cercana "al pánico" y pronosticó que éste no iniciará su recuperación hasta después de 2010. Corres explicó que la institución suele facturar entre 24 y 25 millones de euros en los ejercicios que acogen las bienales (certámenes que se celebran cada dos años), y entre 19 y 21 millones aquellos ejercicios que no incluyen en su agenda este tipo de ferias. Debido al declive económico, los ingresos del BEC en 2009 "estarán más cerca de los 19 millones de euros". "Bajaremos en cifra", admitió. El BEC afrontará esta etapa mediante "una importante reducción de gastos", aunque sin llegar a lo acometido en otras instituciones feriales europeas, como las de Colonia o Dusseldorf, que han efectuado "importantes y drásticas reducciones de plantilla". Sin embargo, aclaró que las plantillas de esas ferias rondaban los 600 ó 700 trabajadores mientras en Bilbao el personal se eleva a 83 personas. "Las cifras van a afectar, como no podía ser de otra manera. Sí vamos a tener bajada, esta siendo un año complicado, y va a seguir siéndolo". PÁNICO Corres aseguró que, de hecho, el sector ferial es "el primero afectado" por la crisis y será, "probablemente, el último en remontar". Según argumentó, si en 2008 el descenso registrado en las cifras de las diferentes ferias fue de entre el 10 y el 20 por ciento, las situación de 2009, para los propios responsables de las diversas instituciones feriales europas, es "cercana al pánico". "Es una situación muy difícil por las reducciones que se están dando, y pensamos todos que la recuperación inicial comenzará con posterioridad al 2010", señaló. Llamó la atención sobre otros hechos "preocupantes", como la desaparición de certámenes tan emblemáticos como SIMO, o los descensos de participación registardos en otras conocidas ferias, entre ellas, en Barcelona. FERROFORMA Corres se refirió, en este punto, a Ferroforma, la cita de más importante del año para los sectores de ferretería, suministro industrial y bricolaje, que acogerá el BEC del 25 al 28 de marzo y que ya refleja, según sus palabras, los efectos de la crisis económica, al contabilizar un centenar de expositores menos que en 2008, un total de 800, con una previsión de 30.000 asistentes. "La situación no se lo ha permitido. Para nosotros, será un reto que esta gente pueda volver en un futuro a Ferroforma", apuntó. Sin embargo, afirmó que el Consejo Técnico Asesor del certamen manifestó, en un reciente encuentro, que el certamen supone "la gran esperanza" porque permitirá a las empresas reanudar contactos entre ellas. Para Corres, la actual coyuntura económica hace que las empresas sitúen en una fase de "contención de gastos". "No lo vemos fácil, el ambiente es francamente malo. Desde nuestro campo, no podemos ser optimistas", indicó. ACTIVIDAD El consejero delegado de BEC aseguró que la feria bilbaína mantiene "unos niveles de actividad y ocupación parecidos a sus asimiladas en el mundo". "La actividad media de BEC es superior a la media del ferias europeas de gran tamaño", precisó. En su opinión, la superficie disponible y las óptimas instalaciones, así como la accesibilidad y su ubicación en una "ciudad de referencia" y la disposición de "un I+D+i" ferial, es decir un "núcleo de empresas locales implicadas", deben constituirse en "una herramienta" que impulse la actividad del BEC. Aunque destacó la próxima celebració n de un destacado certamen sobre energías renovables, se mostró contrario a desarrollar nuevas ferias "en una coyuntura económica como la actual". Las joint-ventures, los certámenes itinerantes, la acogida de grandes espectáculos en sus intalaciones son otras herramientas que la institución ferial pretende utilizar para mantener su actividad. BALANCE Desde que el BEC reanudara su actividad en las instalaciones de Barakaldo, en 2004, la feria ha acogido un total de 92 certámenes, además de 546 eventos y convenciones. Ha registrado 20.597 expositores y ha contabilizado 5,103 millones de visitantes y ha permanecido ocupado un total de 1.197 días. El impacto económico, en 2008, en términos de PIB, ascendió a 92 millones de euros, la cifra más alta de las registradas hasta la fecha, que supuso un acumulado de 407 millones de euros, el 78,5 por ciento del valor de la inversión realizada. El resultado atruible a la gestión de 2008 se cifró en 781 millones de euros, con un incremento de empleo de 2.150 puestos anuales e ingresos, para la Hacienda pública, de 60 millones de euros, en concepto de IVA, IRPF e impuestos especiales.