Editores coinciden en que habrá un tiempo de "convivencia" entre el libro en papel y el formato digital

SEVILLA, 18 (EUROPA PRESS)

Responsables editores coincidieron hoy en la Feria del Libro de Sevilla en predecir un tiempo de "convivencia" en el futuro entre el libro con el formato original en papel y el formato digital, 'e-book', ante el debate que ha surgido por la aparición de éste en el nuevo panorama editorial.

En declaraciones a Europa Press, la coordinadora de la edición digital de Revistas de Libros, Iría Álvarez, indicó que la edición digital de los libros y la edición impresa de los libros van a "convivir y van a potenciarse", como así ha ocurrido con las dos ediciones de su revista.

Por su parte, el editor de Algaida Miguel Ángel Matellanes destacó que el "desconocimiento" de lo que será el 'e-book', ya que no se sabe como será el formato, el lenguaje o el contexto, por lo que se producirá un periodo de convivencia "muy largo", como consecuencia del cual prevé "un acercamiento de no lectores al 'e-book'"

Álvarez señaló que el libro es la razón "esencial" de su trabajo y subrayó que las nuevas tecnologías les hará estar "atento" a su propia labor, teniendo en cuenta las "posibles críticas a microrrelatos y a los blogs literarios".

Explicó que con Internet podrán "borrarse" los intermediarios y el autor podrá "apropiarse" de las herramientas de producción y ofrecer a través de la web sus creaciones "libremente" sin la mediación del editor, lo que supone "un problema para los editores, que tendrán que buscarse nuevas labores".

El editor, según la coordinadora, seguirá "cumpliendo las mismas funciones de selección o corrección que hasta ahora, pero, añadiendo nuevas funciones, como entrar en webs, seleccionar los contenidos de calidad y crear una cartografía para que las personas se orienten hacia una lectura sólida dentro de la red".

Por otro lado, apuntó que el acto de leer se puede llegar a "modificar" por cuestiones como el 'hipertexto' que "invita a una lectura más fragmentaria, saltando de un lado a otro, donde el lector tendrá que generar competencias para hacer memoria de todo lo leído y que no caiga en saco roto".

Desde el sector de las revistas, la herramienta de Internet, según aclaró, facilita una "mejor" distribución de los contenidos, así como ofrecer una "mayor disposición para con el público". La red propicia una lectura "más cómoda de los contenidos y una visibilidad mayor", destacó.

Miguel Ángel Matellanes rehuyó de las visiones "milenarista" de que el mundo se acaba con la llegada de las nuevas tecnologías, exponiendo que las cosas "cambiarán, pero de forma lenta lentamente", y apostó por la coexistencia de nuevas formas de expresiones artísticas causadas por los nuevos medios tecnológicos con las que hay ahora mismo" Este fenómeno es similar a la de los "últimos 100 años, donde ni el cine derrocó al teatro, ni la televisión a los libros", apuntó a Europa Press.

El editor de Algaida, que participó junto con Álvarez y otros expertos del tema en una mesa redonda sobre 'Lectura y creación literaria ante la sociedad en red', dentro de las jornadas 'Los futuros del libro' que se celebra en la Feria del Libro de Sevilla, "no apostó por los cambios en el acto de leer, sino por la apertura de nuevas formas de enfrentarse a los hecho literarios", un aspecto parecido a lo que ocurrió hace siglos con los cantares de gestas, con los que la literatura estuvo sometida a los cambios por las trasmisiones.

Añadió que "un gran porcentaje de lectores de novelas seguirán leyendo en papel, ya que el 'e-book', de momento, no ofrece cosas mejores que el libro original".