La Feria de Alfarería muestra técnicas vanguardistas como "humo" o "pelo de caballo"

  • Ciudad Rodrigo (Salamanca), 9 abr (EFE).- La edición número 27 de la Feria de Cerámica y Alfarería de Ciudad Rodrigo ha comenzado hoy para mostrar al público técnicas vanguardistas como la del "humo" o la denominada "pelo de caballo".

La Feria de Alfarería muestra técnicas vanguardistas como "humo" o "pelo de caballo"

La Feria de Alfarería muestra técnicas vanguardistas como "humo" o "pelo de caballo"

Ciudad Rodrigo (Salamanca), 9 abr (EFE).- La edición número 27 de la Feria de Cerámica y Alfarería de Ciudad Rodrigo ha comenzado hoy para mostrar al público técnicas vanguardistas como la del "humo" o la denominada "pelo de caballo".

Se trata de dos novedades creadas por el alfarero y ceramista salmantino de Alba de Tormes Óscar Dueñas.

La técnica del humo se caracteriza porque el barro cuece en un horno de leña "para obtener en la cerámica formas que se asimilen al humo", ha explicado hoy a EFE el ceramista charro.

Según Dueñas, "el objetivo es que los objetivos adquieran lo que se conoce en el argot de la alfarería como irisaciones".

Otra de las novedades que llama la atención en la feria, donde participan 21 artesanos llegados de diferentes partes de España y Portugal, también pertenece a Óscar Dueña y se trata de la técnica denominada "pelo de caballo".

"Se trata de objetos que cuando llegan a los 900 grados de cocción se sacan y se dejan caer sobre ellos crines de caballo, que son, precisamente, los que le dan formas diferentes a cada pieza artesanales, logrando figuras irregulares", ha explicado Dueñas.

La coordinadora de la Feria de Cerámica y Artesanía, Elvira Casado, ha manifestado a EFE que "se trata de un evento donde se conjuga muy bien la alfarería de toda la vida, como los botijos de Talavera de la Reina, y la cerámica más moderna, a base de arcilla y gres".

Uno de los ejemplos vanguardistas de porcelana esmaltada con plata lo exhibe en su expositor la artesana madrileña de Torremocha de Jarama, Silvia Canales, que utiliza barro muy resistente a altas temperaturas (denominado 'refractáreo').

La alfarera Catarina Lourenço, de Caldas de Rainha (Portugal), pretende sorprender a los visitantes con la vistosidad que produce la decoración del barro mediante óxidos naturales sobre piezas de gres.

Otra de las técnicas que se pueden contemplar es la del "racú", originaria de Japón, que juega con los colores cobrizos a partir de la oxidación del barro a temperaturas de entre 800 y 900ºC.

La alfarería más tradicional, basada en la loza doméstica, también está presente a través del alfarero de Vitigudino (Salamanca) Ceferino Serrano, uno de los artesanos salamantinos que aún vende botijos por toda la geografía nacional

En esta edición los artesanos participantes provienen de Castilla y León, Extremadura, Madrid, Castilla La Mancha, La Coruña, Asturias, La Rioja y Portugal.