Michelle Obama, portada de marzo de la revista Vogue

  • Washington, 10 feb (EFE).- La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, protagonizará la portada del número de marzo de Vogue, con lo que seguirá la estela de Hillary Clinton, cuya foto también encabezó una de las ediciones de la prestigiosa revista cuando llegó a la Casa Blanca.

Michelle Obama, portada de marzo de la revista Vogue

Michelle Obama, portada de marzo de la revista Vogue

Washington, 10 feb (EFE).- La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, protagonizará la portada del número de marzo de Vogue, con lo que seguirá la estela de Hillary Clinton, cuya foto también encabezó una de las ediciones de la prestigiosa revista cuando llegó a la Casa Blanca.

En la foto de portada, tomada en enero también por Anne Leibovitz, la mujer de Barack Obama aparece sentada en un sofá beige del hotel Hay-Adams de Washington, en el que su familia se alojó los días previos a la investidura, según recoge hoy la edición digital del diario The Washington Post.

La primera dama, que posa en actitud relajada, con la barbilla apoyada en su mano derecha, lleva un vestido de color magenta de Jason Wu, el mismo diseñador del traje blanco que vistió en los bailes inaugurales del pasado 20 de enero, y luce un diamante.

En las páginas interiores, es el diseñador de origen cubano Narciso Rodríguez quien viste a la mujer de Obama, quien, de pie frente a una ventana abierta desde la que se ve la Casa Blanca, lleva un vestido negro y sostiene el auricular de un teléfono antiguo.

La primera mujer de un presidente cuya fotografía apareció en la revista de moda fue Lou Hoover, la mujer de Herbert Hoover (1929-1933), aunque su imagen, como la de las primeras damas que la siguieron, se encontraba en páginas interiores.

La portada de Vogue se resistió a todas las primeras damas hasta que la actual secretaria de Estado, Hillary Clinton, llegó a la Casa Blanca junto a su marido, con lo que la fotografía de Michelle es la segunda de una mujer de presidente en la historia de la revista.

En el artículo, escrito por el redactor jefe de Vogue, la primera dama habla de la adaptación de la familia a la vida en la capital, y asegura que quiere estar al día de la educación de sus hijas en su nueva escuela, según The Washington Post.