Economía/Motor.- Bruselas autoriza el plan español de ayudas para la producción de vehículos ecológicos

BRUSELAS, 30 (EUROPA PRESS) La Comisión Europea autorizó hoy el plan español que prevé subvenciones de los tipos de interés para la producción de vehículos 'ecológicos', es decir, respetuosos con el medio ambiente, al constatar que se ajusta a la normativa comunitaria en materia de ayudas de Estado, informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado. El régimen del Gobierno español dará "facilidades" a los fabricantes de vehículos de bajas emisiones, cuya producción se habría visto "obstaculizada" por la actual crisis económica y financiera. Este plan, notificado a Bruselas el pasado 6 de marzo, "está limitado en tiempo y alcance, tiene en cuenta el perfil de riesgo del beneficiario y exige un esfuerzo medioambiental significativo", por lo que se ajusta al marco temporal de Bruselas para facilitar el acceso de las empresas a la financiación durante la crisis. En concreto, permite la concesión de préstamos subvencionados únicamente para inversiones en productos que cumplan o se anticipen a futuras normas comunitarias para productos medioambientales, en particular las normas para vehículos con bajas emisiones (conocidos como 'Euro 6'). La medida está abierta al sector del automóvil y de componentes del automóvil. Así, los créditos subvencionados podrán concederse hasta el 31 de diciembre de 2009 y con una duración máxima de dos años. La reducción del tipo de interés no podrá exceder el 50% para las pymes ni el 25% para las grandes empresas, por lo que se refiere al tipo de referencia, y deberá tomar en cuenta el perfil de riesgo de la empresa cuando se concede la ayuda. Además, sólo las empresas que no tuvieran problemas a 1 de julio de 2008 podrán acogerse al plan del Gobierno español. La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, destacó que esta medida apoyará la producción de vehículos respetuosos con el medio ambiente "sin falsear indebidamente la competencia", lo que permitirá "importantes inversiones en la futura economía con bajas emisiones de carbono" que podrían haber quedado "en suspenso" debido a la crisis. Kroes también hizo referencia a la "buena cooperación" con las autoridades españolas que "ha permitido una rápida evaluación de la medida".