El presidente argelino Buteflika, camino a la victoria electoral

ARGEL (Reuters) - El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, se dirigía el viernes a una contundente victoria electoral, lo que reforzaría su control en la nación productora de petróleo del norte de África que sufre los efectos de una continua insurgencia islamista.

Una explosión en el este de la capital hirió a dos oficiales de policía el día de la votación y puso de relieve los desafíos a los que se enfrenta Buteflika en su lucha contra los milicianos y para tender lazos hacia los sectores de la sociedad frustrados con la extensión de la pobreza y la falta de empleos.

El ministerio anunció que la asistencia a las urnas fue de un 74,11 por ciento, un porcentaje mayor que el de la última votación presidencial y un indicador de que los llamamientos de la oposición a boicotear el proceso no fueron tomados en cuenta por gran parte de los 34 millones de argelinos.

Los otros cinco candidatos en carrera no representaban un desafío serio para Buteflika, de 72 años y veterano de la guerra que Argelia libró para independizarse de Francia, que se presentaba por tercera vez al cargo.

Sin embargo los analistas había pronosticado que una baja participación habría dañado su legitimidad.

"Me sorprendió un poco la alta participación en las provincias que solían boicotear (las elecciones)", dijo a Reuters Mohamed Lagab, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Argel.

"No obstante, la alta participación indica que los partidarios del boicot no tenían influencia política o social", agregó.

Horas antes de que se anunciara el resultado, el sonido de los fuegos artificiales y de mujeres profiriendo gritos se repitió en distintas partes de Argel, mientras los partidarios de Buteflika celebraban anticipadamente su victoria.