El uso de etanol puede reducir las emisiones en 73%, según un estudio brasileño

  • Río de Janeiro, 31 mar (EFE).- La adopción del etanol de caña de azúcar como combustible en lugar de la gasolina puede reducir las emisiones de gases contaminantes en hasta un 73 por ciento, según un estudio del Gobierno brasileño del que informa hoy el diario Valor.

El uso de etanol puede reducir las emisiones en 73%, según un estudio brasileño

El uso de etanol puede reducir las emisiones en 73%, según un estudio brasileño

Río de Janeiro, 31 mar (EFE).- La adopción del etanol de caña de azúcar como combustible en lugar de la gasolina puede reducir las emisiones de gases contaminantes en hasta un 73 por ciento, según un estudio del Gobierno brasileño del que informa hoy el diario Valor.

De acuerdo con la investigación de la estatal Empresa Brasileña de Pesquisa Agropecuaria (Embrapa), las emisiones de dióxido de carbono y de óxido nitroso provocadas por el etanol son en un 73 por ciento inferiores a las lanzadas por la gasolina.

Los citados gases son dos de los mayores responsables por el efecto invernadero y de los consecuentes cambios climáticos.

El estudio tiene en cuenta no sólo las emisiones de gases de los vehículos sino también todo el proceso de producción, procesamiento y distribución de los dos combustibles, ya que la extracción y el refino del petróleo es significativamente más contaminante que el cultivo de la caña de azúcar y su procesamiento.

Según el diario económico Valor, los resultados del estudio serán presentados el próximo jueves en Londres por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en la Cumbre del G-20, que reúne a los países más desarrollados y a algunos de los principales emergentes.

De acuerdo con el diario, Lula pretende aprovechar la Cumbre para promover el etanol que Brasil produce a partir de caña de azúcar como una alternativa tanto para reducir las emisiones de gases contaminantes como para disminuir la demanda mundial de petróleo.

Brasil es el mayor productor y exportador mundial de etanol de caña de azúcar y el consumo del combustible alternativo en el país ya supera el de la propia gasolina.

Brasil ha transferido su tecnología a varios países latinoamericanos y africanos con la intención de promover el aumento de la producción y del consumo mundial de etanol.

De acuerdo con el estudio de la Embrapa, si toda la flota brasileña de vehículos que aún utiliza gasolina fuese convertida a etanol el país dejaría de emitir 53,3 millones de toneladas de gases contaminantes al año.

Ese volumen representa cerca del 14 por ciento de las emisiones totales de dióxido de carbono de un país como Francia.

El balance energético es "ampliamente favorable" al etanol, por lo que "el presidente Lula podrá mostrar eso con orgullo a los líderes de las mayores economías globales", aseguró a Valor el inglés Robert Boddey, investigador de la Embrapa y uno de los responsables por el estudio.