Paraguay califica de "improcedentes" las declaraciones de Samek sobre Itaipú

  • Asunción, 7 abr (EFE).- El director en Asunción de la hidroeléctrica paraguayo-brasileña de Itaipú, Carlos Mateo Balmelli, calificó hoy de "improcedentes" las opiniones de su colega brasileño y dijo que "se acabó la época en la que el más grande hacía lo que quería y el más chico sufría lo que debía".

Paraguay califica de "improcedentes" las declaraciones de Samek sobre Itaipú

Paraguay califica de "improcedentes" las declaraciones de Samek sobre Itaipú

Asunción, 7 abr (EFE).- El director en Asunción de la hidroeléctrica paraguayo-brasileña de Itaipú, Carlos Mateo Balmelli, calificó hoy de "improcedentes" las opiniones de su colega brasileño y dijo que "se acabó la época en la que el más grande hacía lo que quería y el más chico sufría lo que debía".

Balmelli, en declaraciones a Efe, respondió al director brasileño de la hidroeléctrica, Jorge Samek, quien la víspera dijo que Brasil será el único beneficiado si eventualmente Paraguay recurre a un tribunal internacional para reformar el Tratado de Itaipú.

El director paraguayo de la entidad binacional le recordó al brasileño que "no puede conocer el posible fallo de un instancia internacional, a no ser que se base en la antigua política en la que los países grandes imponían su poder a los más pequeños".

Destacó que "sólo basándose en esa política de hegemonía del más grande" se puede saber con anticipación el fallo de una corte internacional.

"Cuando Samek dice que Brasil puso todo el dinero para la construcción de la hidroeléctrica, quiero decirle y recordarle con todo respeto que hay una legitimidad en las reivindicaciones paraguayas", señaló.

Balmelli destacó que el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, reconoce como justas la reivindicaciones de Paraguay sobre Itaipú.

Y también recordó que esas reclamaciones serán tratadas en la reunión que mantendrá el mandatario paraguayo, Fernando Lugo, con Lula, prevista en principio para finales del presente mes.

Agregó, además, que si Lula no tenía intenciones de avanzar en torno a esas negociaciones no habría propuesto a Asunción invertir en la construcción de obras, pero a través de empresas brasileñas.

Y añadió que el líder brasileño también promovió una compensación adicional de unos 115 millones de dólares anuales por la energía de Itaipú que Paraguay vende a precio de coste al país vecino de acuerdo con el Tratado.

Samek dijo también ayer, en una entrevista concedida a Efe, que Paraguay no puede quejarse de los beneficios que ha obtenido con Itaipú, una enorme central hidroeléctrica en cuya construcción no invirtió nada y que paga con los beneficios de la energía que produce.

En ese sentido, Balmelli ratificó que "es falaz el argumento de que la deuda la paga solo el Brasil. La deuda la paga Itaipú vendiendo su energía".

En enero pasado, la deuda paraguaya por Itaipú con la estatal brasileña Electrobras alcanzó los 18.600 millones de dólares y está previsto que se termine de pagar en el 2023.

En dicha fecha se podrá modificar el acuerdo firmado por los dos países, en 1973, para construir la hidroeléctrica sobre el río Paraná, que entró en funcionamiento en 1984.

El Tratado de Itaipú regula todo lo relativo a la represa y dice que Brasil y Paraguay tienen derecho cada uno al 50 por ciento de la electricidad generada y que la energía no usada debe ser vendida al otro socio a precio de costo.

Paraguay, entre otras cosas, reclama un aumento del precio de la energía que cede a Brasil y la opción de negociar el excedente con terceros países.

Paraguay recibió beneficios de la hidroeléctrica, según cifras de enero de 2008, por un monto de 364,5 millones de dólares, de los cuales 107,7 millones corresponden a pagos por cesión de energía.

Esas reivindicaciones están contenidas en una petición de seis puntos elevada a Brasil, que, si bien expresó su disposición de acceder a algunos de los reclamos, rechaza la revisión del tratado bajo el argumento de que no puede ser examinado hasta que expire, en el 2023.