Petrobras avanza en la construcción de una refinería a la que se sumará PDVSA

  • Río de Janeiro, 19 mar (EFE).- La petrolera estatal Petrobras firmó hoy cinco contratos por un valor de cerca de 1.285 millones de dólares para la construcción de una refinería en el estado brasileño de Pernambuco, a la que pretende sumarse en un futuro Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Petrobras avanza en la construcción de una refinería a la que se sumará PDVSA

Petrobras avanza en la construcción de una refinería a la que se sumará PDVSA

Río de Janeiro, 19 mar (EFE).- La petrolera estatal Petrobras firmó hoy cinco contratos por un valor de cerca de 1.285 millones de dólares para la construcción de una refinería en el estado brasileño de Pernambuco, a la que pretende sumarse en un futuro Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Entre los documentos firmados hoy, destaca el contrato de edificación, que incluye todas las construcciones de la refinería Abreu e Lima, desde los edificios de administración, hasta los laboratorios y el centro integrado de control, que serán levantados en un plazo de 21 meses, detalló la petrolera en un comunicado.

Otros dos contratos servirán para poner en marcha la construcción de 73 tanques de almacenamiento, con capacidad para albergar dos millones de metros cúbicos de crudo, productos intermedios y derivados.

También se firmaron contratos para la edificación de los equipamientos eléctricos de las subestaciones de la refinería y para la construcción de una estación de tratamiento de agua.

Las negociaciones para construir la refinería binacional comenzaron en 2005, pero algunas divergencias entre Petrobras y PDVSA han impedido que los dos países firmen el acuerdo final.

Ante la falta de un acuerdo, la socia brasileña decidió iniciar el año pasado unilateralmente las obras de construcción de la planta, ubicada en el Complejo Portuario de Suape, a pocos kilómetros de Recife, la capital de Pernambuco.

La semana pasada, dirigentes de ambas compañías prorrogaron por 60 días el Contrato de Asociación, que había sido firmado por los dos países el año pasado y que expiraba el 26 de marzo, para poder extender por más tiempo las negociaciones.

Por ahora está acordado que Petrobras tendrá un 60 por ciento de participación en la refinería y PDVSA el restante 40 por ciento, y que ambas se distribuirán, según su parte, las inversiones por 4.500 millones de dólares necesarias para el proyecto.

Según el proyecto, la refinería entrará en operación en 2010 y procesará 200.000 barriles de crudo pesado por día, la mitad de ellos procedente de Venezuela.