Petrobras suspende el pago a Camargo Correa por sospechas en la refinería con PDVSA

  • Río de Janeiro, 25 mar (EFE).- La petrolera brasileña Petrobras suspendió hoy el pago que debía a la constructora Camargo Correa, acusada de inflar el precio de un contrato en las obras de la refinería Abreu e Lima, a la que pretende sumarse Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Río de Janeiro, 25 mar (EFE).- La petrolera brasileña Petrobras suspendió hoy el pago que debía a la constructora Camargo Correa, acusada de inflar el precio de un contrato en las obras de la refinería Abreu e Lima, a la que pretende sumarse Petróleos de Venezuela (PDVSA).

La estatal brasileña consideró que "no se ha inflado el precio ni la factura" de la obra, pero retiró el pago acatando la orden del Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), explicó la empresa en un comunicado.

Camargo Correa era la encargada de las obras de apisonamiento del terreno en el que se construirá la refinería, en el estado brasileño de Pernambuco (noreste).

La Policía Federal brasileña arrestó hoy a cuatro ejecutivos de la constructora y a otras seis personas, acusadas de inflar la factura de este proyecto y de otros delitos económicos como lavado de dinero y evasión de divisas por un valor de cerca de 9 millones de dólares.

En un comunicado, la constructora manifestó su "perplejidad" por la operación policial y reafirmó su "confianza" en sus directores y empleados.

La refinería de Abreu e Lima fue proyectada en conjunto por Petrobras y PDVSA en 2005, pero las dos petroleras aún no se han puesto de acuerdo en los términos de colaboración, por lo que la empresa brasileña comenzó las obras unilateralmente el año pasado.

Hace dos semanas, los dirigentes de ambas compañías prorrogaron por 60 días el Contrato de Asociación, que había sido firmado por los dos países el año pasado y que expiraba el 26 de marzo, para poder extender por más tiempo las negociaciones.

Según el acuerdo, Petrobras tendrá un 60 por ciento de participación en la refinería y PDVSA el restante 40 por ciento y contribuirán con el mismo porcentaje en el desembolso de las inversiones por 4.500 millones de dólares necesarios para el proyecto.

Petrobras prevé que la refinería entre en operación en 2010, con una capacidad de proceso de crudo pesado de 200.000 barriles por día, la mitad de ellos procedente de Venezuela.