Petroleras latinoamericanas reclaman mantener la inversión para evitar un colapso

  • Punta del Este (Uruguay), 23 abr (EFE).- Petroleras y empresas de gas de América Latina y el Caribe instaron hoy a los Gobiernos de la región a mantener las inversiones en el sector pese a la crisis mundial, a fin de evitar un eventual colapso en el suministro de energía en los próximos 15 años.

Punta del Este (Uruguay), 23 abr (EFE).- Petroleras y empresas de gas de América Latina y el Caribe instaron hoy a los Gobiernos de la región a mantener las inversiones en el sector pese a la crisis mundial, a fin de evitar un eventual colapso en el suministro de energía en los próximos 15 años.

Representantes de casi una treintena de compañías de petróleo y gas de América Latina y el Caribe, con más de 90 por ciento de las operaciones en este ramo en la región, se reunieron hoy en la localidad turística de Punta del Este para evaluar la situación del sector ante la crisis financiera internacional.

La conferencia es organizada por la Asociación Regional de Empresas de Petróleo y Gas Natural en Latinoamérica y el Caribe (Arpel), fundada hace 43 años y con su sede en Montevideo.

"Los efectos de la crisis son tremendos y no se sabe cuál puede ser el precio del petróleo y del gas la próxima semana, el próximo mes, el año que viene y mucho menos en cinco años, pero el futuro no fue cancelado", afirmó el brasileño Milton Costa Filho, presidente del directorio de Arpel.

Sin embargo, "el consumo de la energía para la vida humana, no tiene retorno o marcha atrás", enfatizó Costa en la apertura de la Conferencia Arpel 2009 sobre Desarrollo Sostenible y el rol de la industria del petróleo y el gas en América Latina y el Caribe.

"Necesitamos un consumo más racional y eficiente de la energía, pero tenemos que ser conscientes de que lo que no se hace hoy en materia de desarrollo energético lo vamos a comenzar a sufrir en cinco años", agregó.

"Esos son los plazos que se manejan en nuestra industria para construir una refinería, una represa u otras construcciones que garanticen y den seguridad en el suministro", enfatizó.

El presidente de Arpel, asociación formada por 29 empresas petroleras de la región, dos tercios de ellas estatales, instó a los Gobiernos latinoamericanos a mantener las inversiones proyectadas en el sector a pesar de la crisis internacional "para evitar males mayores en un plazo de diez o quince años" a lo sumo, dijo.

El presidente de la compañía estatal uruguaya de combustibles ANCAP, Raúl Sendic, fue aún más allá y afirmó que los Gobiernos de la región "deben hacer un esfuerzo sobrehumano" para mantener sus planes de desarrollo energético y no reducir las inversiones.

La crisis "no va a durar para siempre y, cuando la economía mundial se recupere, nuestros pueblos van a reclamarnos más energía, ya sea para el funcionamiento de las industrias o para el bienestar general", señaló Sendic.

"Si no invertimos hoy para ser mas eficientes y mejorar la calidad de nuestros servicios y productos, no vamos a poder cumplir con esa demanda cuando la crisis pase", insistió.

La unión energética de la región, "que aún está en pañales", es "un pilar para la integración de nuestros países", aseguró Sendic.

En este sentido, Costa estimó que el encuentro de Punta del Este "es uno de los más importantes en los 43 años de ARPEL".

"Lo celebramos en medio de tiempos de muchas turbulencias, pero, como bien se ha dicho, también son tiempos de oportunidades", añadió.

La reunión de dos días permitirá "avanzar, de manera conjunta, en la definición de la agenda energética de la región para los próximos años y, en especial, hecha por nosotros (los latinoamericanos y caribeños) y no como parte de recetas que nos llegan de otros lados", aseveró.

El español José Félix García, secretario ejecutivo de Arpel, dijo que muchas veces la industria petrolera "es muy agredida" por quienes rechazan su forma de operar.

"Aspiramos a que, más que palabras, se vean los logros y la forma de obtenerlos, que es la mejor carta de presentación", agregó.

García destacó que en América Latina y el Caribe se encuentran el 11 por ciento de las reservas mundiales de petróleo y el 7 por ciento de las reservas de gas.

"Tenemos los recursos, pero nos sigue faltando trabajo conjunto. Lo cierto es que en la región estamos lejos de lograr un marco jurídico internacional para una estrategia energética conjunta", apostilló.

La Arpel fue fundada en 1965 por ocho petroleras estatales; en 1993 comenzó la incorporación de empresas privadas y en 1995 se le dio cabida a algunas extra regionales.

Hace once años, en 1998, se autorizó el ingreso de todas las empresas petroleras y de gas con negocios en la región.