8 pide precios estables del petróleo

El G-8 pide precios estables del petróleo

El G-8 pide precios estables del petróleo

ROMA, 25 (Reuters/EP)

El G-8 instó ayer a los productores de petróleo a mantener estables los precios del crudo, dado que una nueva escalada pondría en riesgo una incipiente recuperación de la economía global.

Esta declaración se hizo a la vez que Arabia Saudí, el principal exportador mundial de petróleo, estima que los precios llegarán eventualmente a los 75 dólares por barril.

Los ministros de Energía del G-8 se reunieron en Roma en medio de una escalada que ha dejado los precios del crudo en máximos de seis meses, más de 60 dólares por barril.

"Si los precios del crudo efectivamente suben considerablemente, ese sería un factor que retrasaría la recuperación económica", dijo el secretario de Energía estadounidense, Steven Chu, en una conferencia de prensa.

Por su parte, el ministro de Energía italiano, Claudio Scajola, dijo: "Un precio bajo del crudo ayuda en tiempos de crisis económica pero desalienta la inversión y no garantiza un futuro de estabilidad. Es necesario tener un precio equitativo y no volátil que pueda garantizar el crecimiento económico global y además la posibilidad de inversión".

Los precios del combustible se han casi duplicado desde diciembre pasado y han subido por encima del nivel de los 50 dólares que Arabia Saudí dijo que podría ayudar a la economía mundial a volver a crecer.

El ministro de Petróleo argelino dijo que era poco probable un recorte en la producción cuando la OPEP se reúna el jueves en Viena. El ministro de Petróleo saudí, Ali al-Naimi, dijo que los precios del crudo alcanzarían eventualmente a 75 dólares por barril, pero no quiso especular sobre cuándo podrían tocar ese nivel.

Los líderes que participaron la cumbre coincidieron en que la crisis financiera había significado un duro golpe para la inversión en la producción a largo plazo. La Agencia Internacional de la Energía advirtió de que la inversión en producción de gas y crudo caería un 21 por ciento en 2009.

El presidente de la empresa petrolera italiana Eni, Roberto Poli, dijo que el "rango mágico" en el que los precios serían suficientemente altos para estimular la inversión sin perjudicar a la economía era de entre 60 y 70 dólares por barril, mientras que el presidente ejecutivo de Edison, Umberto Quadrino, lo puso entre 60 y 80 dólares por barril.

Una fuente cercana del Golfo ha dicho que los ministros de Energía de la OPEP se mantendrían en sus actuales metas en su encuentro de Viena, pero recalcó la necesidad de un cumplimiento total.

Pero el gobernador iraní ante la OPEP dijo que los altos precios del petróleo estaban haciendo sentir a algunos de sus miembros una falsa sensación de seguridad.

Venezuela declaró por su parte que los mercados del crudo estaban sobreabastecidos pero que era demasiado pronto para decir si se necesitaba un recorte en la producción.