CE admite que la crisis y los conflictos reducen el impulso de reformas en países del Mediterráneo y del Este

Considera que "no es el momento de ir más allá" en las relaciones bilaterales con Israel

BRUSELAS, 23 (EUROPA PRESS)

La comisaria de Relaciones Exteriores y Política Europea de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner, reiteró hoy su confianza en el valor de la política de vecindad para la seguridad de la Unión Europea pero admitió que el 2008 ha sido un año en el que los efectos de la crisis y de violentos conflictos han "reducido el impulso" de las reformas --sobre todo en Derechos Humanos y democracia-- para las que trabajan los Veintisiete con países cercanos como los del Magreb, del este de Europa y Oriente Próximo.

Si en lo que se refiere al progreso económico --reformas sectoriales y económicas y negociaciones comerciales-- se puede hablar de "éxito" en la cooperación con los países vecinos, Ferrero-Waldner señaló que los avances han sido "bastante menos" en el plano del buen gobierno, la democracia y el respeto por los Derechos Humanos.

Esta es una de las principales conclusiones de los informes publicados este jueves por la Comisión Europea sobre la evolución de los planes de acción establecidos en el marco de la Política Europea de Vecindad (PEV) con doce países vecinos de la Unión Europea. Estos planes son programas "diferenciados y hechos a medida" en función de las capacidades de cada uno de los socios.

"Fomentar la estabilidad común y la prosperidad en las fronteras con la Unión Europea va en nuestro interés. Llegar a nuestros vecinos y apoyar su transformación es invertir en nuestra propia seguridad", resumió la comisaria en la presentación de los informes.

El informe sectorial -- visión global de la PEV en Armenia, Azerbaiyán, Egipto, Georgia, Israel, Jordania, Líbano, Marruecos, Moldavia, Territorios Palestinos, Túnez y Ucrania-- indica que 2008 ha sido un año "difícil" para este proyecto debido no sólo al impacto de la crisis económica y financiera internacional, sino también a las crisis políticas vividas en estas regiones.

La crisis en Armenia, la falta de unidad de los líderes políticos en Ucrania, la crisis del gas, la guerra en Georgia, el bloqueo político en Líbano o el conflicto en Oriente Próximo son ejemplos que Ferrero-Waldner enumeró. Se trata de conflictos que podrían "pesar a largo plazo" sobre la política de vecindad, según el documento.

El impulso dado a Unión por el Mediterráneo en julio de 2008, el proyecto de Asociación Oriental y la sinergia del Mar Muerto son, sin embargo, otros ejemplos positivos en la política de vecindad que han permitido "importantes avances" y que pueden contribuir a "reconducir" la situación.

Es también una prueba de que es necesario ofrecer un apoyo "tangible, específico y creíble" a los países vecinos, que, además, han "mostrado su deseo" de acercarse a Europa, aseguró la comisaria.

MARRUECOS

El informe sobre Marruecos identifica a este país como un socio "activo y constructivo" con progresos en un gran número de ámbitos del plan de acción, pero admite que esperaba esfuerzos "más ambiciosos" en la promoción de la democracia y los Derechos Humanos. La comisaria Ferrero-Waldner precisó que la UE centra sus preocupaciones en la "libertad de prensa, la libertad de asamblea y en el modo en que se deben llevar a cabo las elecciones".

Explicó que el estatus avanzado para las relaciones de la UE con Marruecos responde a los avances conseguidos y al "proceso de modernización y de transición democrático emprendido con valentía desde hace años". Y aclaró que dicho estatus "no supone que (el plan de acción para este país) haya desaparecido".

La relación entre Marruecos y la Unión debe favorecer una cooperación política más profunda, permitir una integración más intensa en el mercado europeo, tratar de reforzar la libertad comercial y reforzar también la cooperación sectorial. Ello no implica, recalcó la comisaria, que "se hayan eliminado" los aspectos relacionados con Derechos Humanos y democracia.

Según el informe, el diálogo entre el país alauí y la Unión Europea se ha intensificado en asuntos considerados "sensibles", como son la lucha contra el crimen organizado o la gestión de fronteras, pero persisten "lagunas" en cuestiones como el funcionamiento del aparato judicial que podrían "poner en riesgo" progresos ya logrados.

También reconoce logros como la adopción de un nuevo código electoral que refuerza la participación de las mujeres, medidas para luchar contra la corrupción y una estrategia para institucionalizar la igualdad de géneros, entre otras acciones.

En el capítulo de inmigración, las negociaciones para un acuerdo en la readmisión de inmigrantes irregulares no han tenido "ningún progreso verdadero". La comisaria lamentó que ese dossier siga "pendiente" y que "todavía no ha llegado a buen puerto", si bien expresó el compromiso por llegar a un resultado "satisfactorio para las dos partes".

NO ES EL MOMENTO PARA ISRAEL

Ferrero-Waldner reiteró que "no es el momento para ir más allá" del nivel actual en las relaciones bilaterales con Israel porque, dijo, hay cuestiones que hay que "aclarar" para establecer una unión de "confianza". "El balón está ahora en el campo de Israel", insistió la comisaria tras apuntar que la UE "espera un compromiso claro" del nuevo Gobierno con el proceso de paz basado en el reconocimiento de dos Estados.

La comisaria también pidió que se ponga fin a las acciones que "están paralizando" ese proceso de paz y se refirió explícitamente a los asentamientos de colonos israelíes en territorio palestino. El informe refleja que Israel no ha cumplido compromisos adquiridos en el plan de acción relacionados con la libre circulación y el intercambio comercial con palestinos.

El fracaso en varios intentos para la reconciliación intrapalestina es otro de los obstáculos del proceso de paz y que, además, ha contribuido a deteriorar la situación de los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos. El informe sí reconoce "esfuerzos creíbles" por parte de la Autoridad Palestina para poner en marcha el 'Plan palestino de Reforma y de Desarrollo".