El G-8 energético pide estabilizar el precio del petróleo

ROMA, 25 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno)

Los ministros de Energía de los países del G-8 remarcaron la importancia de estabilizar el precio del petróleo para superar la crisis económica internacional, según concluyeron durante la reunión que están manteniendo desde ayer en Roma.

"Es necesario favorecer la transparencia y la estabilidad de los mercados. Unos precios sostenibles y equilibrados nos permitirían conjugar mejor el crecimiento económico, el desarrollo tecnológico y la tutela del medio ambiente", remarcó el ministro italiano de Desarrollo Económico, Claudio Scajola.

Según Scajola, llegar a precios demasiado bajos puede favorecer la recuperación económica pero al mismo tiempo desanima las inversiones en eficacia energética, fuentes renovables, reducción de las emisiones.

Por lo tanto, "para superar la crisis es necesaria una alianza entre los gobiernos y las empresas de energía" según el que los primeros se comprometen a "garantizar un cuadro de reglas ciertas a partir del cual las empresas puedan trabajar", mientras que se deja en manos de las empresas "el deber de garantizar las inversiones", detalló.

Por su parte, el consejero delegado del grupo petrolero italiano Eni, Paolo Scaroni, presentó a los ministros una propuesta para estabilizar el precio del barril en torno a los 70 dólares.

Según Scaroni, es necesario frenar la "increíble volatilidad" de los precios ya que, de lo contrario, se corre el riesgo de "llegar a precios estelares dentro de uno o dos años", aseguró. La propuesta de Eni también incluye la creación de una agencia internacional para el petróleo.

La reunión energética del G-8, que se está desarrollando en la capital italiana, empezó ayer y terminará hoy. Además de Italia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Canadá, Japón y Rusia, la cumbre contó con la participación de las economías emergentes, tales como China, India, Sudáfrica, Brasil, México, Egipto, Corea y Arabia Saudí.

En los encuentros sobre inversiones energéticas y pobreza también participaron Australia, Indonesia, Turquía, Argelia, Libia, Nigeria y Ruanda. Las conclusiones serán analizadas en la cumbre anual de jefes de Gobierno del G-8 que se celebrará el próximo mes de julio en la ciudad de L'Aquila (centro de Italia).