La demanda de carburantes en España cae con Reino Unido al mayor ritmo de la UE, según AOP

La industria petrolera invertirá más de 6.000 millones en el periodo 2008-2011

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La demanda de carburantes cayó un 10% en el primer trimestre en España, lo que le convierte junto a Reino Unido en el país con mayores descensos de la Unión Europea, aseguró hoy el presidente de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), Dominique de Riberolles, durante la presentación del 'Balance Energético 2008' del Club Español de la Energía.

Este descenso viene acompañado de otra caída del 25% en el tráfico en las autopistas en los primeros meses del año, lo que está afectado significativamente a las explotaciones comerciales de estas infraestructuras, explicó el presidente de AOP y consejero delegado de Cepsa.

Durante 2008, la demanda de carburantes en España se redujo un 3%, después de haber aumentado por encima del 5% en los dos años anteriores, en un ejercicio caracterizado por el primer descenso desde 1983 en la demanda mundial de petróleo.

El directivo, que calculó en su discurso que el bioetanol encarecerá en 4,5 céntimos el litro de la gasolina, advirtió de que los precios actuales de crudo y la recesión dificultan la producción petrolífera, lo que provocará nuevas subidas de precios.

"Los costes de desarrollo de yacimientos no han bajado lo suficiente", y "el crudo hay que buscarlo en horizontes más difíciles", señaló antes de advertir de que "la crisis financiera impide el desarrollo de yacimientos y crea un déficit de producción para los próximos tres o cuatro años", por lo que "todo se prepara para una nueva subida".

La situación económica no sólo está afectando a la producción de crudo. En la actividad de refino "se está provocando una oleada de paradas de refinerías porque no hay márgenes", al tiempo que "el miedo a la recesión ha sustituido el miedo al 'peak oil' y ya sólo se habla de cuánto se va caer a caer".

6.000 MILLONES DE INVERSIÓN.

Por otro lado, De Riberolles aseguró que las inversiones de la industria petrolera en España superarán los 6.000 millones de euros en el periodo 2008-2011, y que esta partida irá destinada especialmente a seguir ofreciendo productos de gran calidad, mejorar la eficiencia de sus procesos y adaptar las refinerías españolas al incremento de la demanda de gasóleo.

"Estas inversiones reflejan el compromiso del sector para adaptarse a las necesidades del mercado y asegurar así la confianza en el suministro y en su futuro", indicó.