Un grupo armado secuestra a un trabajador británico en el sur de Nigeria

  • Lagos, 6 abr (EFE).- Un grupo de desconocidos armados secuestró el pasado domingo a un trabajador de nacionalidad británica en la ciudad de Port Harcourt, en la zona del Delta del Níger, la principal región petrolífera en el sur de Nigeria, confirmó hoy la policía nigeriana.

Lagos, 6 abr (EFE).- Un grupo de desconocidos armados secuestró el pasado domingo a un trabajador de nacionalidad británica en la ciudad de Port Harcourt, en la zona del Delta del Níger, la principal región petrolífera en el sur de Nigeria, confirmó hoy la policía nigeriana.

Portavoces policiales señalaron que en el incidente, que se produjo en un bar de la ciudad, murió un agente de la policía que podría estar vinculado al secuestrado, cuya identidad no ha sido revelada, y que otro resultó herido.

Otras fuentes de seguridad, que solicitaron permanecer en el anonimato, dijeron a Efe que la policía no quiere darle "publicidad al incidente", aunque declinaron especificar más detalles.

La región del sur de Nigeria es el epicentro de las actividades guerrilleras de numerosos grupos que secuestran al personal extranjero y atacan las instalaciones de las multinacionales que operan en el área,

Los guerrilleros afirman actuar en defensa de las poblaciones locales, que pese a la riqueza del área siguen viviendo en la pobreza, sin embargo, muchos de los ataques son perpetrados por bandas de delincuentes comunes que perforan los oleoductos y gasoductos para robar los productos y venderlos en el mercado negro y secuestran a los trabajadores para cobrar un rescate.

Shell es la empresa más perjudicada por los actos de sabotaje y el pasado 11 de marzo anunció que había despedido a 1.800 trabajadores de sus plantas debido a la merma en la producción de crudo en el Delta del Níger con motivo de los ataques de grupos rebeldes en esa región.

Esta fue la segunda vez en el lapso de seis meses que Shell efectuó despidos en masa en Nigeria.

En septiembre pasado la compañía despidió a 3.000 de sus trabajadores tras una oleada de ataques contra sus plataformas de extracción y plantas de refinado por grupos armados, de los cuales el principal es el Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND).

Los ataques perpetrados en los últimos meses por el MEND y otros grupos contra las plantas de las multinacionales han disminuido la producción de crudo de Nigeria, que en 2007 era de unos 2,15 millones de barriles diarios, se haya reducido en la actualidad a 1,6 millones.