El PP cree que el "único irresponsable" es el Gobierno que "se niega" a que acoger eventos

VALENCIA, 3 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente primero de las Corts Valencianes, Antonio Clemente, aseguró hoy que "el único irresponsable es un Gobierno que da la espalda a los valencianos y se niega a que la Comunitat acoja grandes eventos", como la celebración de la America's Cup, según informaron hoy en un comunicado fuentes del PP.

Clemente se pronunció en estos términos en relación a las críticas del delegado del Gobierno en la Comunitat, Ricardo Peralta, en relación al contrato firmado el pasado miércoles por la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia para que la ciudad sea sede de la próxima edición de la America's Cup.

El vicepresidente de las Corts recordó que el contrato "contiene una cláusula que permite a las dos instituciones revocar la decisión de celebrar en Valencia las prerregatas de julio", después de que se conociera ayer la sentencia del Tribunal de Apelación de la Corte Suprema de Nueva York diera la razón a BMW Oracle sobre Alinghi. Por tanto, defendió que "fue un contrato que, para nada, se hizo deprisa y corriendo, sino que estaba estudiado en todas su opciones".

Clemente dijo a Peralta que "si las regatas no se celebran, Ayuntamiento y Generalitat recuperarán el dinero depositado en concepto de canon de la competición". Así, manifestó que el Gobierno, "en lugar de criticar, debería tomar nota de lo que es trabajar por los valencianos", ya que la administración autonómica y local "han apostado desde el primer momento por mantener en Valencia esta competición que convierte a la Comunitat en un escaparate para el mundo".

En ese sentido, criticó que el Ejecutivo central presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, "siempre ha ido un paso por detrás del resto de administraciones y no ha hecho más que poner excusas para no dar apoyo a un gran acontecimiento internacional". Aclaró que las instituciones valencianas "no podían quedarse paradas mientras el Gobierno es víctima de su apatía y no se decide a apostar por la Comunitat".

El vicepresidente de las Corts acusó al Gobierno de "usar distintas varas de medir en función del color político de las comunidades" ya que, según recordó, el Ejecutivo central "no le duelen prendas en invertir en acontecimientos de otras ciudades, algo que los valencianos apoyamos, pero no nos podemos quedar de brazos cruzados viendo cómo a nosotros se nos castiga", reivindicó.

De este modo, instó al Gobierno a dejar patente con hechos "el compromiso que dicen tener con la competición, pero que los valencianos no ven por ninguna parte". Asimismo, puntualizó que la competición atrajo a la Comunitat más de 2,5 millones de personas en su pasada edición, se generaron cerca de 74.000 empleos y supuso un impacto de 2.700 millones de euros.