A presenta un Plan Anticrisis con 100 medidas y propone reformas en la educación y las políticas de empleo

SEVILLA, 18 (EUROPA PRESS)

El PP-A presentó hoy un Plan Anticrisis compuesto por 100 medidas en el que el grupo popular propone una serie de reformas en la educación, las políticas de empleo, la Administración, el ámbito fiscal y la financiación autonómica, además de medidas extraordinarias de apoyo a las familias y para garantizar la liquidez de las pymes y los autónomos.

Este plan fue presentado hoy en Sevilla por el portavoz de Economía del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, y el presidente del PP-A, Javier Arenas, quien aseguró que, con este plan, su partido "se quiere presentar como una garantía para las familias, las personas en paro, los empleados o las personas mayores".

"Estamos aquí para responder al millón de parados que hay en la región y, de forma muy especial, a las 300.000 familias que no tienen ingresos", según indicó Arenas, quien recordó que ya exigió al Gobierno andaluz un plan anticrisis "que nunca puso en marcha, pero en estos momentos paso de la exigencia a la oferta".

Según dijo, el plan presentado hoy "tiene dos avales, como son que con uno parecido sacamos a España de la crisis de 1996, y el aval de los gobiernos municipales del PP, que son los mejores de Andalucía". "Mientras algunos están hoy repartiéndose los cargos y el botín electoral de Chaves, el PP-A presenta 100 medidas para que las familias andaluzas salgan de la crisis", señaló Arenas, "pues los andaluces no están con la preocupación de quien estará dentro de un proyecto agotado en una determinada consejería, sino que les preocupa pagar la hipoteca o llegar a final de mes".

Así, puso de manifiesto que el PP-A "está dispuesto a arrimar el hombro, porque sabemos que el PSOE sólo no saca a Andalucía de la crisis", todo ello a través de un plan centrado, en primer lugar, en la reforma de las políticas de empleo y la consecución de un gran pacto andaluz por el empleo, "aunque sin reformas profundas este pacto sería una auténtica broma". "Un pacto por el empleo sin reformas es como un jardín sin flores", apostilló.

Al hilo de ello, Arenas aseguró que "la reforma más importante que necesita la región es la de la educación, y el desarrollo de un pacto para que no se cambie en cada legislatura en función del color político la educación de nuestros hijos y nietos", señalando que "una educación de primera sólo es posible respaldando a los profesores, potenciando la cultura del esfuerzo y la autoridad y la disciplina en los colegios andaluces".

De igual modo, propuso una reforma de la Administración Pública basada en la "austeridad, pues no es posible que la comunidad de más paro de España sea también la que tiene más consejerías, altos cargos, asesores y coches oficiales de España; modernización, y la reordenación del sector público empresarial".

"NO" A LA FINANCIACIÓN "A LA CARTA"

El plan recoge también una reforma fiscal, consistente entre otros puntos en la supresión del impuesto sobre sucesiones y donaciones, y una reforma de la financiación autonómica, aunque quiso dejar claro que "no puede ser una financiación a la carta de una comunidad autónoma". "No podré aceptar ningún sistema en el que Andalucía no sea la que más gane, porque aquí vivimos ochos millones y tenemos un millón de parados", indicó.

Arenas también enumeró una serie de medidas extraordinarias de apoyo a las familias, con el desarrollo de un plan específico para las familias sin ingresos; medidas para garantizar la liquidez de las pymes y los autónomos, y reforzar el papel de los ayuntamientos ante la crisis.

Por su parte, Montoro aseguró que, actualmente, España "está viviendo la recesión más grave de su historia", augurando que en el presente año 2009 la caída de la actividad económica será del tres por ciento, "lo que no había pasado nunca y lo que significa un empobrecimiento del país que supone retroceder en términos de actividad".