Aznar critica que Europa prefiera subsidiar en vez de animar a buscar empleo

  • Madrid, 20 abr (EFE).- El presidente de FAES, José María Aznar, ha criticado hoy que Europa prefiera "subsidiar" al desempleado en vez de animarle a buscar un trabajo cuando, en su opinión, el camino "acertado" es la reforma del sistema laboral para hacerlo más flexible y dinámico.

Aznar critica que Europa prefiera subsidiar en vez de animar a buscar empleo

Aznar critica que Europa prefiera subsidiar en vez de animar a buscar empleo

Madrid, 20 abr (EFE).- El presidente de FAES, José María Aznar, ha criticado hoy que Europa prefiera "subsidiar" al desempleado en vez de animarle a buscar un trabajo cuando, en su opinión, el camino "acertado" es la reforma del sistema laboral para hacerlo más flexible y dinámico.

Durante la jornada sobre reformas económicas organizada por FAES, que ha contado con la presencia del ministro italiano de Políticas Comunitarias, Andrea Ronchi, Aznar ha descartado que la actual crisis económica mundial suponga el fin del sistema de libre mercado ni el comienzo de una "gran depresión".

Ha dicho que la situación no tendrá las consecuencias de la Gran Depresión de 1929 sólo si Europa "no comete los mismos errores" que en aquella década, es decir abusar de un "fuerte proteccionismo que colapsó el comercio" y de un aumento "desmesurado" del gasto público.

Se ha referido, en este sentido, al distanciamiento con respecto a Estados Unidos en los últimos años, que ha concretado con tres ejemplos.

El primero se sitúa en la diferencia de horas trabajadas, que en Estados Unidos superan las 1.800 anuales y en la UE las 1.500, lo cual demuestra, para Aznar, "que en un sitio se trabaja más que en otro".

Un hecho que, para el ex jefe del Ejecutivo, puede hacer afirmar a algunos que el sistema de bienestar es mayor en Europa porque se trabaja menos y se dispone de más horas para el ocio, aunque para él este análisis no es "acertado".

Así, ha lamentado que Europa "prefiera subsidiar" al desempleado en vez de incentivarle a buscar un nuevo trabajo, y ello porque se trata de un sistema laboral caracterizado por la "carencia de flexibilidad y dinamismo" que "paga un precio en términos de renta con el norteamericano".

Otro de los motivos del distanciamiento con respecto a Estados Unidos es el aumento del gasto público y el envejecimiento de la población, dos factores que, en su opinión, obstaculizan el poder mantener los niveles de bienestar actuales.

Frente a esta situación, Aznar ha exigido a los países europeos, y especialmente a España, centrar sus esfuerzos en diseñar una nueva agenda económica para salir de la crisis.

"España no puede seguir enviando a 7.000 personas diarias al paro y negarse a hablar de una reforma seria del mercado laboral", ha subrayado el ex presidente del Gobierno.

Ha insistido, en este sentido, en la necesidad de ejecutar una política de empleo basada en tres ejes: la flexibilidad, un aumento de la protección social para desempleados orientada a su formación y un régimen de derechos y deberes que incentive la búsqueda de trabajo.

Todo ello complementado con una rebaja de impuestos, especialmente a las pequeñas y medianas empresas, y a familias con menores cargas tributarias.

También ha apostado por aumentar la austeridad, recuperar los elementos del pacto de estabilidad -como las finanzas saneadas o el control del déficit-, reducir la competencia desleal con la empresa privada y disminuir el número de las públicas, entre otras medidas.

Por su parte, Andrea Ronchi ha compartido con Aznar la necesidad de llevar a cabo esta política de reformas porque, ha indicado, Europa es un "gigante inmóvil de arcilla" que no representa el "sentir" del ciudadano europeo.

Bajo su punto de vista, es esencial recuperar la "homogeneidad cultural" y entender a Europa como una "oportunidad", para lo que es imprescindible enviar a los ciudadanos un mensaje de "esperanza" y eliminar el miedo al futuro.