Chávez evalúa las "señales contradictorias" de EE.UU. para decidir si se reunirá con Obama

  • Caracas, 13 feb (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, evalúa las "señales contradictorias" que dice le ha enviado el nuevo Gobierno de Estados Unidos del gobernante Barack Obama, para decidir sobre la posibilidad de una entrevista con él en Trinidad y Tobago, dijo hoy una fuente oficial.

Chávez evalúa las "señales contradictorias" de EE.UU. para decidir si se reunirá con Obama

Chávez evalúa las "señales contradictorias" de EE.UU. para decidir si se reunirá con Obama

Caracas, 13 feb (EFE).- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, evalúa las "señales contradictorias" que dice le ha enviado el nuevo Gobierno de Estados Unidos del gobernante Barack Obama, para decidir sobre la posibilidad de una entrevista con él en Trinidad y Tobago, dijo hoy una fuente oficial.

"Las señales que vienen de las autoridades de EE.UU. son contradictorias. El presidente Obama se ha referido a la posibilidad de conversar (...), pero al mismo tiempo ha dicho que el Gobierno de Venezuela es una fuerza negativa", declaró el viceministro de Exteriores para América del Norte y representante de Venezuela ante la ONU, Jorge Valero, en una entrevista publicada hoy.

Valero confirmó al diario caraqueño El Universal que "se ha hablado de la posibilidad de un encuentro" entre ambos gobernantes durante la Cumbre de las Américas que se celebrará en Trinidad y Tobago" en abril próximo.

"Esa posibilidad existe", añadió e insistió en que es a Chávez "a quien le corresponderá definir si esa posibilidad que se ha abierto para un encuentro en el marco de la Cumbre de las Américas se realiza o no, por lo que habrá que esperar".

El encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en Venezuela, John Caulfield, dijo el jueves que el Gobierno de Chávez no ha gestionado un posible encuentro con Obama, pero destacó que él, "obviamente", está "disponible para conversar sobre eso".

Caulfield está al frente de la embajada de EE.UU. desde que Chávez expulsó en septiembre pasado al embajador titular, Patrick Duddy, en solidaridad con una medida idéntica adoptada por su colega de Bolivia, Evo Morales, bajo el argumento de que el entonces presidente George W. Bush estaba conspirando para derrocarlo.

Valero reiteró que "las señales que vienen de las autoridades de EE.UU. son contradictorias" sobre el tipo de relaciones que desea mantener con Venezuela y que a ello se contrapone la actitud del gobernante venezolano, quien, a su juicio, "ha sido muy claro".

"Incluso felicitó al presidente Obama por su elección e hizo un reconocimiento de lo que él significa como símbolo de una sociedad que pudiera ser menos discriminatoria. Las señales de parte del presidente Chávez han sido claras y constructivas. Esas mismas señales queremos que provengan del Gobierno de Estados Unidos y del presidente Obama", repitió.

"El presidente (Chávez) ha dicho que su Gobierno aspira a que las relaciones entre EE.UU. y Venezuela sean al menos del tipo de las que existían en tiempos del presidente (Bill) Clinton", agregó Valero y destacó que entonces "hubo un diálogo y un respeto" mutuo.

Posteriormente, con el ex presidente George W. Bush, prosiguió, se intentó "penalizar" a Venezuela y Washington adoptó una serie de "iniciativas negativas, tratando de excluir" a este país, dijo el viceministro.