Extremadura reconoce "un parón" asociado a elecciones gallegas y sitúa una reunión antes del 30 de junio

Ángel Franco defiende un sistema que "trate por igual a todos los españoles recogiendo las peculiaridades de cada uno" MÉRIDA, 20 (EUROPA PRESS) El consejero de Administración Pública y Hacienda de Extremadura, Ángel Franco, reconoció hoy que en el proceso de negociación de la financiación autonómica se ha producido "un parón" asociado al proceso electoral en Galicia, aunque dijo sentirse "seguro" de que "debe" celebrarse una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera sobre el nuevo sistema "no más tarde del 30 de junio". Según dijo, en esa fecha debería estar resuelta la dotación de recursos de las CCAA asociados a la recaudación del impuesto de patrimonio, que tradicionalmente se hacía en el mes de julio, después de que desde el pasado 1 de enero éste se suprimiese. En rueda de prensa hoy en Mérida, a preguntas de los medios sobre el estado de la negociación del sistema de financiación autonómica, Franco reconoció que se ha producido "un parón" asociado al proceso electoral en Galicia y aclaró que desde entonces "Extremadura no tiene información de que se esté negociando bilateralmente". En cualquier caso, tras hace referencia a todo lo que "se ha escuchado o leído" sobre dicha negociación e insistir en que "oficialmente" el Gobierno regional "no tiene ninguna comunicación" al respecto por parte del Ejecutivo nacional, el consejero señaló que la comunidad está "mirando y anotando" todo lo aparecido en los medios de comunicación "para ver cómo al final esto (el sistema) se confirma o no y cómo queda Extremadura respecto de cómo quedan las demás (comunidades)". Sobre la posibilidad de que Cataluña no esté de acuerdo con las cifras de financiación que se manejan, el consejero extremeño indicó que el debate sobre los números del sistema "todavía no se ha producido", e insistió en que en cualquier caso Extremadura se mantiene "atenta" a las informaciones al respecto que publican los medios de comunicación. "Le damos el valor que hay que darle, porque son rumores", dijo respecto a las informaciones publicadas. En esta misma línea, añadió también que la región mantiene un principio de "ordinariedad" diferente al de los nacionalistas catalanes que "quieren recibir en el mismo orden que aportan". Así, aclaró que el principio de "ordinariedad" es que Extremadura "quiere mantener la posición de partido". "Extremadura no puede pasar de ser la tercera comunidad autónoma en euros per cápita a ser la novena o la décima, tiene que mantener ese orden, aunque podamos estar de acuerdo en que las diferencias entre la que más y la que menos deben acortarse", señaló. DOCUMENTO DEL GOBIERNO Durante su intervención, el consejero de Hacienda y Presupuesto insistió igualmente en que la comunidad extremeña no ha manifestado oficialmente aún su postura respecto al último documento remitido por el Gobierno en los últimos días del pasado mes de diciembre, y reiteró que a la región hay cuestiones en dicho informe que le parecen "bien", otras que no le parecen "tan bien" y otras que "no parecen ni bien ni mal porque no aparecen y deberían aparecer". Defendió en este sentido la articulación de un sistema que "trate por igual a todos los españoles recogiendo las pecularidades de cada uno". Asimismo, aunque reconoció que existe "un cien por cien" de acuerdo en que "todas" las CCAA reclaman "más recursos" en detrimento de la capacidad que tiene la Administración General del Estado, insistió en que Extremadura "pone límites" a dicha cuestión en tanto que "no es posible que todo el dinero que recauda el Estado vaya a las CCAA". "A comunidades como Extremadura nos interesa que haya un Gobierno central fuerte que tenga cierta capacidad de redistribución", sentenció el consejero, quien consideró "bueno" que "por primera vez" la Administración General del Estado reconozca --dijo-- que "las mayores tensiones presupuestarias están en los presupuestos de las comunidades autónomas" y que éstas "gestionan servicios que son absolutamente rígidos a la baja, como educación y sanidad". En este sentido, subrayó que a Extremadura le "gusta mucho" del sistema planteado el reconocimiento de que el Estado del Bienestar "descansa" en la gestión de las CCAA, aunque reconoció que a la región le quedan "muchas dudas" respecto a las variables que finalmente se tendrán en cuenta y el peso que tendrá cada una de ellas, así como sobre el procedimiento que se seguirá para la distribución dentro del nuevo sistema. De este modo, reiteró que Extremadura defiende que el "esfuerzo fiscal" no se convierta en un elemento "sustancial" del nuevo modelo ya que "todos los españoles básicamente hacen el mismo esfuerzo fiscal, pagando en función de la renta que tienen". Asimismo, defendió la introducción de cuestiones como la separación del envejecimiento "por tramos" en tanto que "no es el mismo receptor de gastos una persona de 65 años que otra de 85". HORIZONTE DE ACUERDO En cuanto al horizonte para alcanzar un acuerdo para el sistema de financiación autonómica, el consejero consideró "lógico" que, tal y como ha manifestado el ministro de Economía y Hacienda, se espere a la constitución del Parlamento de Galicia y que el presidente electo designe un consejero de Hacienda que asista a los consejos de Política Fiscal y Financiera. "Habrá que darle un cierto tiempo (al consejero gallego) para que fije la posición del nuevo gobierno (de Galicia) en el Consejo (de Política Fiscal y Financiera)", dijo. Esta circunstancia, según dijo, puede llevar la negociación del sistema hasta el mes de abril o mayo, aunque dijo sentirse "seguro" de que "debe" producirse una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera "no más tarde del 30 de junio" en tanto que tradicionalmente las CCAA recibían lo ingresado por los ciudadanos por el patrimonio en el mes de julio, cuestión que ahora debe ser "resuelto" debido a que desde el pasado 1 de enero dicho impuesto está suprimido. Finalmente, y de nuevo haciendo referencia a cuestiones que él ha "escuchado" o "leído", recordó que otras informaciones aparecidas en los medios sobre la trayectoria de la situación económica actual, su tiempo de duración y las previsiones para el futuro, indican que "igual es razonable resolverlo (el sistema) con un anticipo a cuenta y dejar la negociación final para un tiempo mejor en el que haya más recursos para asignar", y "siempre entendiendo que los efectos serían desde el 1 de enero de 2009, que es el compromiso del Gobierno de España".