La Casa Blanca defiende su presupuesto ante un Congreso crítico

  • Washington, 25 mar (EFE).- El director de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca, Peter Orszag, continuó hoy la campaña de su Gobierno para defender su propuesta presupuestaria, que ha suscitado críticas de republicanos como de los propios demócratas.

La Casa Blanca defiende su presupuesto ante un Congreso crítico

La Casa Blanca defiende su presupuesto ante un Congreso crítico

Washington, 25 mar (EFE).- El director de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca, Peter Orszag, continuó hoy la campaña de su Gobierno para defender su propuesta presupuestaria, que ha suscitado críticas de republicanos como de los propios demócratas.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, que el martes defendió en rueda de prensa televisada ese presupuesto, se desplazó hoy a la sede del Legislativo para tratar de convencer a los críticos de los beneficios a largo plazo de su plan fiscal.

Con motivo de la visita del mandatario, Orszag quiso aclarar que la propuesta alternativa que elaboran el Senado y la Cámara de Representantes "está totalmente en línea" con las principales prioridades del gobernante.

De hecho, aseguró en una conferencia telefónica, las propuestas del Congreso "son las mismas en el 98 por ciento" que las iniciativas incluidas en el plan presentado en febrero por Obama.

La Casa Blanca presentó a finales de febrero su primer plan presupuestario, que se eleva a 3,6 billones de dólares y que, según el brazo auditor del Congreso, podría elevar el déficit fiscal este año a los 1,845 billones.

Estas cifras han suscitado numerosas críticas por parte de la oposición republicana y de algunos legisladores demócratas moderados, que temen que el ya abultado déficit presupuestario del país se dispare.

Obama ha prometido recortar a la mitad el déficit fiscal en cuatro años.

Orszag se mostró hoy "muy satisfecho" con el trabajo de los legisladores y destacó que la propuesta del Congreso "refleja" las ideas de inversiones claves del presidente en salud, energía limpia, educación y su disposición a reducir el déficit a la mitad.

El director de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca afirmó que la Cámara de Representantes ha fijado el déficit en 586.000 millones de dólares para el 2013, mientras que el Senado lo ha establecido en 570.000 millones, con lo que cumplen con el propósito de Obama de reducirlo a la mitad.

Orszag reconoció que hubo algunos ajustes en las partidas de gastos de 18 categorías presentadas por la Casa Blanca, pero en el caso del Senado 13 "son exactamente las mismas", y en el de la Cámara de Representantes 12 se ajustan al plan original.

El impacto general en los gastos se limita a una diferencia del 0,6 por ciento en la propuesta de la cámara baja y del 1,2 por ciento en la de la alta, señaló.

Orszag también explicó que la Casa Blanca prevé encargar al consejo asesor para la recuperación económica, encabezado por el ex presidente de la Reserva Federal Paul Volcker, tres tareas: simplificar el sistema impositivo, cerrar lagunas en el mismo y reducir la evasión fiscal, y recortar los beneficios que se otorgan a las empresas.

De acuerdo con sus cálculos, la Hacienda estadounidense deja de percibir por ineficiencias en el sistema 300.000 millones de dólares de impuestos al año, por lo que el Gobierno quiera atacar este problema de manera "más enérgica posible", recalcó.

Para ello se creará un grupo de trabajo que se dedicará a reformar el sistema impositivo, señaló el director de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca.

Este panel de expertos tendrá que presentar sus conclusiones el 4 de diciembre a Volcker y su consejo, que informará después a Obama de las opciones que tiene para reformar el sistema fiscal.

El único límite que tendrá el grupo de trabajo para redactar sus propuestas es que no podrá subir los impuestos durante 2009 y 2010 ni aumentarlos a familias que ganan menos de 250.000 dólares al año.