La industria argentina ratifica la posición proteccionista frente a la crisis global

  • Buenos Aires, 12 abr (EFE).- Argentina "debe usar barreras para-arancelarias" de protección ante la crisis global, dijo el empresario Héctor Méndez, quien el lunes próximo asumirá la dirección de la Unión Industrial (UIA), la mayor patronal de este país, socio de Brasil, Paraguay y Uruguay en el Mercosur.

La industria argentina ratifica la posición proteccionista frente a la crisis global

La industria argentina ratifica la posición proteccionista frente a la crisis global

Buenos Aires, 12 abr (EFE).- Argentina "debe usar barreras para-arancelarias" de protección ante la crisis global, dijo el empresario Héctor Méndez, quien el lunes próximo asumirá la dirección de la Unión Industrial (UIA), la mayor patronal de este país, socio de Brasil, Paraguay y Uruguay en el Mercosur.

"Si sabes que hay un avance desproporcionado e injusto de las importaciones hay que poner restricciones", apuntó en una entrevista que publica hoy el diario Página/12, de Buenos Aires.

"Usemos las barreras para-arancelarias y luego tomemos una posición colectiva en favor del libre comercio. El cuidado es necesario porque hay que conservar una cuota de mercado razonable", comentó el empresario.

Méndez ratificó así la posición proteccionista de la dirección saliente de la UIA en momentos en que se negocian soluciones a conflictos comerciales con las patronales de Brasil, Paraguay y Uruguay, que se han quejado por las trabas aduaneras argentinas.

"Los empresarios y las autoridades brasileñas son más prácticas que nosotros en la manera de poner medidas. Declaman contra el proteccionismo pero ponen medidas que en muchos casos son imperceptibles, como cuando no nos dejan sacar los camiones de la frontera", comentó.

El presidente electo de la UIA discrepó en cambio con colegas que reclaman al Gobierno argentino una mayor devaluación del peso frente al dólar para acompañar la fuerte depreciación que registró el real brasileño desde fines del año pasado.

"Es un tema complicado, no se le puede decir al gobierno que tiene que hacer una devaluación brutal para ponerse a la par con el real", opinó.

"No se puede obligar a que se devalúe a ultranza en el corto plazo sin medir las consecuencias en el mercado interno", advirtió Méndez, para quien "existen restricciones (comerciales), reintegros (de impuestos) y otras herramientas que se pueden usar".

Desde fines de 2008, Argentina aplica barreras aduaneras que han desatado conflictos con sus socios del Mercosur si bien la mayoría de ellas apuntan a frenar las importaciones de manufacturas y textiles de China y otros países asiáticos.

Los gobiernos de Buenos Aires y Brasilia han acordado que los empresarios se pongan de acuerdo en mecanismos de solución a los conflictos comerciales, lo cual abrió una ronda de negociaciones entre la UIA y la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP), la más poderosa patronal de Brasil.

La semana pasada, la Unión Industrial Argentina difundió un informe según el cual la actividad del sector registró en febrero último una caída interanual del 12,2 por ciento frente al 1,1 por ciento de las estadísticas oficiales.

El informe destacó que la caída de febrero último fue "la cuarta consecutiva desde el mes de noviembre de 2008, luego de 72 meses de crecimiento ininterrumpido".

Advirtió que el crecimiento fabril del año pasado fue del 3,4 por ciento, "muy por debajo del ritmo de expansión de los últimos años" frente a la cifra oficial de 4,9 por ciento.