Líder republicano pide que el Gobierno de EE.UU. también haga sacrificios ante la crisis

  • Washington, 4 abr (EFE).- El legislador republicano Paul Ryan afirmó hoy que el Gobierno debería hacer los mismos sacrificios que miles de estadounidenses realizan ante la crisis económica, y que el presupuesto ofrecido por la minoría ofrece "un sendero a la prosperidad".

Washington, 4 abr (EFE).- El legislador republicano Paul Ryan afirmó hoy que el Gobierno debería hacer los mismos sacrificios que miles de estadounidenses realizan ante la crisis económica, y que el presupuesto ofrecido por la minoría ofrece "un sendero a la prosperidad".

"Las familias estadounidenses están realizando sacrificios y ajustándose los cinturones. Washington debería hacer lo mismo", dijo Ryan durante un discurso radiofónico en nombre de la oposición republicana.

El discurso estuvo centrado en los problemas económicos que afronta Estados Unidos y en la defensa de una alternativa presupuestaria que ofrecieron los republicanos esta semana para el año fiscal 2010.

"Bajo nuestro plan, la deuda pública sería de 3,6 billones de dólares menos que el plan del presidente (Barack) Obama", aseguró Ryan, el republicano de mayor rango en el Comité Presupuestario de la Cámara de Representantes.

El jueves pasado, ambas cámaras del Congreso aprobaron una resolución presupuestaria de poco más 3,5 billones de dólares para el año fiscal 2010, que acomoda las principales prioridades legislativas de Obama.

Así, la legislación contiene un aumento en los gastos para la educación, la salud, la promoción de la independencia energética y otros programas sociales, pese a la objeción republicana de que la medida incrementará el ya abultado déficit fiscal.

"El presupuesto del presidente...empeorará la crisis muchísimo más, porque en vez de controlar los gastos, los aumenta; en vez de reducir los impuestos para generar empleos, busca incrementar los gastos con mayores impuestos", insistió Ryan.

Según el legislador de Wisconsin, la mayoría demócrata simplemente está "postergando" las decisiones difíciles sobre los recortes fiscales que el Congreso debe realizar y que, por el contrario, el plan republicano contiene "un sendero a la prosperidad" del país.

El discurso de Ryan reflejó en parte la acritud entre demócratas y republicanos sobre cómo recuperar la salud fiscal de Estados Unidos.

La resolución presupuestaria, que servirá de guía para los gastos específicos del año fiscal 2010, que comienza el próximo 1 de octubre, tiene que ser armonizada en un solo texto durante un proceso bicameral tras un receso legislativo de dos semanas.