Malo de Molina urge reformas en el mercado laboral

  • Valencia, 25 mar (EFE).-El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina ha afirmado hoy que la reforma del mercado de trabajo en España es "inaplazable" y debería encaminarse hacia una mayor "flexibilidad" y "equilibrio".

Malo de Molina urge reformas en el mercado laboral

Malo de Molina urge reformas en el mercado laboral

Valencia, 25 mar (EFE).-El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina ha afirmado hoy que la reforma del mercado de trabajo en España es "inaplazable" y debería encaminarse hacia una mayor "flexibilidad" y "equilibrio".

Las actuales condiciones del mercado de trabajo, -ha indicado-, junto al desplome del sector de la vivienda son dos características específicas de España que se han dado junto a la crisis económica y financiera mundial, y por lo tanto hay que corregirlas para lograr el equilibrio económico cuando se supere la actual situación global.

Malo de Molina intervino en el II Foro económico Forinvest en el que expertos en economía y responsables de entidades financieras han coincidido en que en la urgencia de abordar reformas estructurales en el mercado de trabajo y en el sistema productivo que serán necesarias tras la salida de la crisis financiera mundial, sobre cuyo fin ninguno ha querido hacer pronósticos.

Los directivos de bancos y cajas que han intervenido en el Foro han valorado las medidas puestas en marcha por el Gobierno y han asegurado que su sector está trasladando las ayudas a los consumidores particulares y pymes, y que los efectos de esta política se verán en breve.

Malo de Molina ha subrayado que las reformas del mercado laboral deben orientarse a mejorar la relación entre "flexibilidad y seguridad" que actualmente "no es satisfactoria" ya que, en su opinión, los mecanismos de protección del empleo para algunos colectivos "generan fuertes pérdidas de puestos de trabajo en el conjunto de la economía y reducen los incentivos a la contratación".

Algunas características del mercado de trabajo español, que no generan problemas en una fase expansiva, actúan "como factores de amplificación de destrucción del empleo en fases recesivas", ha insistido.

Entre las medidas puestas en marcha por el Gobierno español contra la crisis, ha destacado la "prioridad de asegurar el sistema financiero" que permite a la vez activar la demanda y atender a las necesidades de las empresas, sobre todo de las pymes.

Ha advertido de que esas políticas de ayudas públicas son las que han originado que se haya pasado de un superávit del 2% a un déficit del 3,8% que incluso puede ser del 4% en este año.

Para Malo de Molina, esas ayudas tendrán que tener un tope ya que se corre peligro de sufrir "un rápido deterioro de las finanzas públicas ya que nuestro margen ya ha sido utilizado".

También se ha referido a la necesidad de "promover un relevo en las actividades productivas y hacer una reasignación entre los sectores".

Hay que hacer reformas estructurales y tomar medidas de estímulo pues, en su opinión, de no llevarlas a cabo se correría el peligro de que tras "la severa recesión generalizada" la economía en España no tuviera la capacidad de adaptarse al nuevo modelo que surja.

El dato de la inflación en España, que por primera vez es medio punto por debajo de la media europea, debe ser aprovechado "para enderezar la trayectoria", ha apuntado.

Ha insistido en la buena situación de las entidades financieras españolas y ha dicho que en parte se debe a que en el periodo expansivo de la economía española el Banco de España exigió un aumento de las provisiones de fondos tras entrar en vigor la política monetaria común.