Obama anuncia un estricto programa de austeridad para lograr el repunte económico

  • Washington, 18 abr (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció hoy la instrumentación de un estricto programa de austeridad fiscal como vía hacia la recuperación económica.

Obama anuncia un estricto programa de austeridad para lograr el repunte económico

Obama anuncia un estricto programa de austeridad para lograr el repunte económico

Washington, 18 abr (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció hoy la instrumentación de un estricto programa de austeridad fiscal como vía hacia la recuperación económica.

"En este esfuerzo, ya no habrá vacas sagradas ni proyectos prescindibles", dijo Obama en alusión a proyectos planteados por legisladores para favorecer intereses de sus circunscripciones.

"A través de todo Estados Unidos las familias han tenido que tomar decisiones difíciles, y es hora de que su gobierno haga lo mismo", añadió el presidente en su discurso radiofónico de los sábados.

Con ese objetivo anunció una serie de designaciones de altos funcionarios que se encargarán de aplicar economías en todos los niveles del Gobierno.

Entre ellos figura Jeffrey Zients, quien como sub director de la Oficina de Administración y Presupuesto racionalizará los procesos, reducirá costos y buscará las mejores prácticas en todo el Gobierno, señaló.

Pero Obama advirtió de que "nada de esto será fácil. El gran cambio nunca lo es".

No obstante, dijo que confía en que con el liderazgo de esos nuevos funcionarios se podrán "romper" los "malos hábitos, poner fin a la mala administración que ha agobiado al Gobierno y comenzar a vivir dentro de las posibilidades" del país.

Señaló que esa será la forma en que el Gobierno logre controlar sus déficit y avanzar de la recuperación a la prosperidad.

Al iniciar su discurso el gobernante recordó que hace poco más de ocho años Estados Unidos proyectaba un superávit presupuestario de billones de dólares y el país parecía encaminarse hacia la estabilidad fiscal.

Sin embargo, ahora, tras su investidura presidencial en enero pasado, encontró que el déficit presupuestario solamente para este año se ha proyectado sobre la cifra de 1,3 billones de dólares.

A ello se ha sumando el hecho de que para alentar la recuperación ha tenido que incurrir en más gastos, entre ellos el programa de estímulo económico por 785.000 millones de dólares que se ha sumado al déficit.

"No nos podemos dar el lujo de perpetuar un sistema en Washington en el que los políticos y los burócratas toman decisiones a puerta cerrada sin responsabilizarse por las consecuencias y en el que se dilapidan miles de millones en programas que han dejado de ser útiles", indicó el presidente.

"Si vamos a reconstruir nuestra economía sobre cimientos sólidos, es necesario que modifiquemos la forma en que actuamos en Washington", agregó.

El mandatario dijo que es necesario "recuperar la confianza del pueblo en su gobierno, que está de su lado y que gasta el dinero de manera sensata".