Obama asegura que reducirá a la mitad el déficit fiscal durante su primer mandato

Obama asegura que reducirá a la mitad el déficit fiscal durante su primer mandato

Obama asegura que reducirá a la mitad el déficit fiscal durante su primer mandato

NUEVA YORK, 23 (EUROPA PRESS) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció hoy su intención de reducir a la mitad durante su primer mandato el déficit fiscal federal, que asciende a 1,3 billones de dólares, y criticó la "ocasional falta de honradez" de los presupuestos de la anterior Administración, encabezada por George W. Bush. "No podemos soportar déficits como éstos indefinidamente, y no lo haremos. Al contrario que el criterio que prevalecía en Washington durante estos últimos años, no podemos gastar como nos plazca y postergar las consecuencias para el siguiente presupuesto, la siguiente administración y la siguiente generación", subrayó. "Quiero ser muy claro", dijo Obama, quien afirmó que renunciará a las "trampas" que se han utilizado para ocultar el creciente déficit y adelantó que va a organizar una "cumbre de responsabilidad fiscal" en la Casa Blanca, según informó el portal de noticias Politico. La idea es que esta cumbre reúna a los líderes del Partido Republicano y del Demócrata en el Congreso y a diversos grupos externos y expertos. Uno de los principales objetivos del encuentro será hallar la manera de controlar el gasto en los programas federales de servicios médicos públicos Medicaid y Medicare, decisivos para mejorar la economía nacional, según dijo hoy el director de presupuesto de Obama, Peter Orszag. Sin embargo, los asesores de la Casa Blanca no tienen grandes expectativas y ya han indicado que no esperan que se decidan medidas políticas. SINCERIDAD En sus breves declaraciones, Obama criticó en varias ocasiones las políticas presupuestarias del pasado, refiriéndose claramente a la Administración Bush, de la que sugirió que no fue franca con los estadounidenses en relación con el alcance de las complicaciones presupuestarias. "No nos hacemos ningún favor escondiendo la verdad sobre lo que gastamos. Para enfrentarnos a nuestra crisis fiscal, tenemos que ser sinceros sobre su alcance", comentó. En este sentido, el presidente reprobó "la ocasional falta de honradez al ocultar los gastos irresponsables con astutas trampas de ajustes de cuentas, los costosos excesos, el fraude y los abusos, las innumerables excusas". "Esto es exactamente lo que el pueblo americano rechazó cuando fue a las urnas. Nos enviaron aquí para marcar el comienzo de una nueva era de responsabilidad en Washington, para empezar a vivir de acuerdo con nuestras posibilidades y a ser claros con ellos sobre dónde van los dólares de sus impuestos", manifestó. Obama también indicó que ha heredado de Bush los actuales problemas presupuestarios, pese a que prácticamente una cuarta parte del déficit de 1,3 billones de dólares proviene directamente del paquete de estímulo que lanzó recientemente el actual jefe de Estado. Sin embargo, afirmó que romperá con muchas de las prácticas de Bush a la hora de elaborar los presupuestos para los próximos diez años, que se harán públicos el próximo jueves. Así, avanzó que incluirá en los presupuestos la totalidad de los gastos de las guerras de Irak y Afganistán y que destinará una cantidad de dinero a la gestión de posibles desastres naturales, algo que Bush no hizo.