Obama presiona para aprobar su presupuesto pese al déficit

  • Washington, 21 mar (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presionó hoy a los legisladores para que aprueben lo antes posible su propuesta presupuestaria, pese a que una auditoría del Congreso vaticina que generará un déficit gigantesco.

Obama presiona para aprobar su presupuesto pese al déficit

Obama presiona para aprobar su presupuesto pese al déficit

Washington, 21 mar (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presionó hoy a los legisladores para que aprueben lo antes posible su propuesta presupuestaria, pese a que una auditoría del Congreso vaticina que generará un déficit gigantesco.

En su discurso radial de los sábados, Obama, quien hoy se encuentra en la residencia de descanso presidencial de Camp David, insistió en que sigue adelante con sus planes presupuestarios, que este año prevén un gasto de 3,6 billones de dólares, y su compromiso para recortar el déficit a la mitad en cuatro años.

"En total, nuestro presupuesto recortaría el gasto en programas para el territorio nacional, como proporción del total de la economía, a su nivel más bajo en casi medio siglo", afirmó el presidente.

Según Obama, su Gobierno examina "línea por línea" las partidas de contabilidad para recortar cerca de 2 billones de dólares en gastos a lo largo de los próximos diez años, como ha prometido.

"Seguiremos tomando esas duras decisiones en los meses y años que tenemos por delante para que, a medida que se recupera nuestra economía, hagamos todo lo que podamos para rebajar este déficit".

Las promesas del presidente se producen pese a que la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), el brazo auditor del Capitolio, calculó este viernes que el déficit fiscal del año en curso alcanzará los 1,845 billones de dólares, en lugar de los 1,2 previstos inicialmente.

Ello representaría un 13,1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos.

Según las proyecciones de la CBO, el déficit acumulado a lo largo de la próxima década podría elevarse a los 9,3 billones de dólares.

La diferencia entre el déficit calculado en enero y ahora se debe a la magnitud del plan de estímulo económico promulgado en febrero, por valor de 787.000 millones de dólares, y otras medidas para hacer frente a la crisis.

El anuncio de la CBO ha generado una profunda inquietud en el Capitolio, que debe aprobar la propuesta presupuestaria de Obama.

La minoría republicana, y varios legisladores demócratas moderados, ya habían expresado su inquietud por el impacto en el déficit que podría tener ese presupuesto.

En su mensaje radial, Obama defendió su propuesta como necesaria para "lograr el crecimiento de la economía" y atacar los problemas que han frenado a los estadounidenses durante demasiado tiempo: "el alto coste de la atención médica y la dependencia del petróleo extranjero; el déficit educativo y el presupuesto fiscal".

"Hay quien dice que estos planes son demasiado ambiciosos como para ponerlos en práctica", explicó el presidente estadounidense, que agregó que "a eso replico que los desafíos que encaramos son demasiado grandes como para obviarlos".

En la alocución semanal republicana, el gobernador de Misisipi, Haley Barbour, replicó que el presupuesto de la Cas Blanca "gasta demasiado, aplica demasiados impuestos y pide demasiado prestado".

El presidente estadounidense tiene previsto dedicar el grueso de la semana próxima a defender su proyecto presupuestario, cuyas líneas maestras se presentaron en febrero y que se dará a conocer en detalle en abril.

Así, defenderá su propuesta en una larga entrevista concedida al prestigioso programa informativo 60 minutes, que se grabó este viernes y se emitirá el domingo.

El martes, Obama tiene previsto ofrecer una rueda de prensa televisada en horario de máxima audiencia, a las 20.00 horas locales (24.00 GMT).

Ya esta semana, el presidente llevó su mensaje directamente a la población con una gira de un día y medio por California para participar en una serie de reuniones con el público y explicar sus propuestas económicas.

Algo similar hizo en una aparición en el programa de humor "The Tonight Show" con Jay Leno, el jueves, en el que mezcló las bromas con la seriedad para defender su mensaje sobre la economía.

Los esfuerzos del presidente, sin embargo, se han visto perjudicados esta semana por la ira en torno a los pagos de bonificaciones por parte de la aseguradora AIG a sus ejecutivos pese a haber requerido 182.000 millones en fondos públicos para sobrevivir.

Las pagas extras, que inicialmente se habían cifrado en 165 millones de dólares, alcanzan los 218 millones, reveló hoy el fiscal general de Connecticut.