Obama se declara atónito por las bonificaciones de AIG en un programa humorístico

  • Washington, 19 mar (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, se declaró hoy "atónito" por el pago de 165 millones de dólares por parte de la aseguradora AIG a sus ejecutivos, pese a haber requerido 170.000 millones en fondos público para evitar el cierre.

Washington, 19 mar (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, se declaró hoy "atónito" por el pago de 165 millones de dólares por parte de la aseguradora AIG a sus ejecutivos, pese a haber requerido 170.000 millones en fondos público para evitar el cierre.

Obama compareció hoy en el programa de humor "The Tonight Show with Jay Leno", en una intervención grabada ante un público en vivo que se emitirá esta noche a las 23.35 hora local (03.35 GMT) pero cuyo contenido ya comenzaron a difundir los medios estadounidenses.

La intervención del presidente, de unos veinte minutos en un programa de una hora, estuvo centrada en la economía y Obama tuvo palabras muy duras para los pagos de bonificaciones de AIG.

"La pregunta es quién, en su sano juicio, cuando la compañía se está hundiendo decide que se va a pagar una pila de bonificaciones a la gente", explicó Obama.

"Creo que eso describe una mentalidad más generalizada que existía en Wall Street, donde creo que la gente tenía esta actitud de que era su derecho, de que pensaban que eran los mejores y los más listos y por tanto merecían diez millones, o cincuenta, o cien millones de dólares en pagas extra", opinó.

"Debemos volver a un actitud en la que la gente sepa que ya basta y tenga un sentido de la responsabilidad, y entiendan que sus actos tendrán un efecto en la gente", señaló.

Preguntado por su anfitrión si alguien debería ir a la cárcel por los despropósitos en el sistema financiero que han causado la actual crisis económica, Obama replicó que "el secretito desagradable es que la mayor parte de las cosas que causaron los problemas eran perfectamente legales".

"Esto es una señal de hasta qué punto debemos cambiar nuestras leyes", declaró el presidente, que participó en el programa durante una visita a Los Ángeles para promocionar su propuesta presupuestaria.

La economía fue el asunto dominante, pero no el único, de la aparición presidencial en el programa.

Obama, un apasionado seguidor del deporte y en especial del baloncesto, bromeó sobre sus apuestas en las finales del campeonato universitario y cómo ha puesto en los primeros lugares a equipos de estados bisagra.

El presidente, que durante la campaña electoral fue objeto de burlas por lo mal que juega a los bolos, bromeó también que ha estado practicando en la bolera de la Casa Banca y ha conseguido rebajar su pésima marca de 136 de entonces a 129.