Pequeños y Medianos empresarios canarios instan a Gobierno a que actúe con independencia de que la banca "colabore o no"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 31 (EUROPA PRESS) La Confederación Canaria de Pequeña y Mediana Empresa (Cecapyme) ha instado al Gobierno central a que actúe con independencia de que la banca "colabore o no" en la actual situación de crisis económica y de recesión que se vive en la actualidad, "sobre todo tras los últimos indicadores de la inflación que están dibujando el camino de la tan temida deflación, situación que exige una actitud mucho más activa por parte de los poderes constituidos", según informó hoy la entidad en un comunicado. "No se puede esperar más a que la banca en este país aporte las soluciones a esta crisis, por lo que ya es hora de exigir que el Gobierno articule todos los mecanismos a su alcance para que la situación empiece a progresar en un sentido más positivo y radicalmente opuesto al que actualmente reflejan los indicadores", indicaron desde Cecapyme. En este sentido, entendieron que en un momento en que la liquidez es el principal "caballo de batalla" y que está ocasionando una "vertiginosa" caída de los precios y un enfriamiento general del consumo, la economía no puede "resignarse" a estar en manos de la banca, la cual por su parte está desarrollando prácticas comerciales que podríamos calificar de abusivas y que no resuelven los problemas de la pequeña y mediana empresa y de los autónomos, motores principales e indiscutibles del empleo en este país. Así, para Cecapyme, las entidades financieras se han puesto a cubierto para garantizar sus cuentas de resultados, "por lo que no parece lógico que se deje a su arbitrio la viabilidad de la economía de todo un país" y apuntaron que el Gobierno "debe y tiene que actuar con todos los mecanismos que tiene a su alcance, porque la situación no admite más demoras ni declaración de buenas intenciones". Finalmente, advirtieron que mientras se siga leyendo que la bajada de los tipos hipotecarios no está llegando al consumidor; que las líneas de créditos bancarias se deniegan a las empresas una vez llega su renovación, con el fin de transformarlos en créditos puros y duros y con la asistencia de avales; o que las líneas ICO se dan a tipos de interés bancario más altos que con anterioridad a esta crisis; "no se estará actuando con contundencia en la grave recesión económica que está mandando al paro a millares de españoles".