Vascas.- PP propone reformar los Presupuestos para aplicar medidas contra la crisis porque "no se puede esperar a 2010"

Reclama un gobierno "comprometido" con "la estabilidad política" y censura "la incapacidad de gestión" en las inversiones del TAV BILBAO, 9 (EUROPA PRESS) El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, apostó por reformar la Ley de Presupuestos vascos vigente para este año porque "no se puede esperar a 2010" para adoptar medidas necesarias para hacer frente a la crisis. Asimismo, destacó que es preciso contar con un Gobierno "comprometido" con "la estabilidad política", poner en marcha una reforma fiscal "efectiva" e impulsar la inversión en la 'Y vasca'. Barreda presentó en Bilbao, junto a los dirigentes del PP Anton Damborenea y Laura Garrido, las propuestas en materia económica de este partido para las próximas elecciones vascas ante una "crisis económica que está golpeando con toda seriedad" el País Vasco. Tras apuntar que "se ha acreditado que no tenían razón de ser todos los mensajes para ocultar la crisis y para relativizarla", reclamó la necesidad de "mirar de frente la realidad y plantear decisiones que permitan superar cuanto antes" esta situación, "recuperar la senda del empleo y ganar en prosperidad". A su entender, en la actual situación, "lo primero" es reconocer la existencia de la crisis "negada reiteradamente" y que "no sólo hay una crisis internacional", sino que "hay una crisis española caracterizada por la destrucción intensiva de empleo" a la que se suma en el caso de Euskadi "la inestabilidad, la falta de confianza producida por la actuación de un Gobierno irresponsable que ha centrado sus esfuerzos exclusivamente en sembrar inestabilidad y cuestionar marcos jurídicos". Según advirtió, esta postura del Ejecutivo vasco "ha redoblado" los efectos de la crisis, "aportando inseguridad sobre el futuro institucional y político del País Vasco". Barreda criticó que la única "política" del Partido Socialista "sitúa como punto de encuentro de futuro para muchos vascos la cola del INEM" y añadió que el Ejecutivo autonómico "sigue reiterando sus obsesiones y no aplicando más que medidas paliativas". En este sentido, señaló que, para superar la crisis, es necesario "un gobierno comprometido con una garantía de estabilidad política" que apoye "plenamente" a los empresarios amenazados por ETA, el marco institucional, y que esté dispuesto a "una redistribución interna" de recursos financieros. En este sentido, propuso una reforma de la Ley de Territorios Históricos y la Ley de Aportaciones, así como del sector público vasco "sobredimensionado" con "una maraña incomprensible en la que se dilapidan constantemente recursos". También planteó "acabar con las prácticas arbitrarias" en la contratación, así como la reforma del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas para que pueda "intervenir garantizando la racionalidad del gasto", sin olvidar al Tribunal Vasco de la Competencia para "dotarlo de autonomía" y controlar "prácticas" del sector público y privado. El portavoz del PP reivindicó "mucho rigor presupuestario" y alertó de que se dispone de "un Presupuesto absolutamente ineficaz para superar la crisis", tanto en el caso de las cuentas vascas como en las del Estado, "construidos a partir de criterios ya superados por los hechos". De este modo, apostó por reformar la Ley de Presupuestos para 2009 porque "no se puede esperar para 2010 para adoptar medidas presupuestarias". A su entender, es preciso introducir "medidas de rigor presupuestario, reequilibrarlo, aplicar criterios de austeridad y garantizar el esfuerzo inversor". En este contexto, consideró "imprescindible" una reforma fiscal "efectiva" en el País Vasco con medidas "concretas" para pymes y autónomos, y para sectores como el comercial y del automóvil. Según explicó, su partido aboga por "una rebaja sustancial" del IRPF "en todos los tramos", que incluya el incremento de deducciones por el pago de créditos hipotecarios y la exención de todas las rentas derivadas de pensiones de viudedad, de jubilación o de orfandad. Asimismo, reclamó un Plan de Choque para el Empleo y una reducción del Impuesto de Sociedades hasta un tipo general del 25 por ciento y del 20 por ciento para las pymes, con el fin de "acercarnos a la media europea" y facilitar a las empresas "márgenes" que permitan mantener empleos y crear nuevos puestos. En su opinión, reformando el presupuesto, "hay recursos suficientes" en 2009 para aplicar medidas como destinar 200 millones más a avales para pequeñas y medianas vascas; crear un fondo de 33 millones de euros para investigación, universidad y empresa; poner en marcha un fondo con 60 millones de euros para apoyar al sector minorista de comerciantes autónomos; o apoyar el sector del automóvil con la creación de una línea de crédito para adquisición de vehículos industriales en las pymes. Y VASCA Del mismo modo, destacó la importancia de impulsar la inversión en la 'Y vasca', "frente a la que los terroristas pretenden imponerse". En este sentido, reiteró sus críticas al Gobierno vasco por "dejar de ejecutar 700 millones de euros sólo en dos años", de los 750 presupuestados, a la vez que apeló a "recuperar el tiempo perdido" y "cumplir los plazos de ejecución con un apoyo incondicional". "Hemos visto al Gobierno vasco durante más de un año negar que ETA estuviera atacando la Y, y ahora resignarse a que no sea posible cumplir los plazos", censuró el portavoz del PP, que señaló que este proyecto es "un elemento tractor de la economía vasca, además de una afirmación de nuestro autogobierno frente a los terroristas". Según indicó, es "inexplicable" el "grado de incapacidad en gestión" que se está produciendo en este proyecto y que constituye "un mazazo para la economía vasca". También reivindicó un apoyo "expreso" a "sectores clave" como las cooperativas, armonizando el régimen fiscal con el de las pymes, así como "dejar de buscar pretextos políticos" para no "aceptar" la transferencia de políticas activas de empleo. Finalmente, señaló la necesidad de aplicar medidas "concretas" dirigidas a sectores "con desventaja" en el acceso al empleo como mujeres, jóvenes y discapacitados.