20.- La UE elogia los resultados del G-20 porque "inyectan una buena dosis de confianza" en la economía

España cree que se ha avanzado "muchísimo" en la reforma del sistema financiero

PRAGA, 3 (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Juan Sanhermelando)

Los ministros de Economía de la eurozona expresaron hoy su satisfacción por los resultados de la cumbre del G-20 que se celebró este jueves en Londres por considerar que son "ambiciosos" y recogen la mayoría de las peticiones de la UE para reformar el sistema financiero.

"Las decisiones del G-20 inyectan una buena dosis de confianza en el sistema internacional", dijo el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, en rueda de prensa al término de la reunión informal del Eurogrupo. A su juicio, las medidas adoptadas por el G-20 son "históricas, ambiciosas y van en la buena dirección".

También el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, consideró "muy positivos" los resultados del G-20 porque ponen de relieve que "todas economías importantes van en la misma dirección". Destacó especialmente el refuerzo de las instituciones financieras internacionales para auxiliar a los países con problema y la mejora de la regulación de los mercados financieros.

"Es un elemento muy importante para restaurar la confianza", afirmó Almunia, que resaltó que "las ideas europeas sobre regulación han sido plenamente recogidas en las conclusiones de la cumbre".

Por su parte, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, lanzó un llamamiento para que las decisiones adoptadas por el G-20 se lleven a la práctica "lo antes posible". "La rapidez y la perfección en la puesta en marcha de las medidas es un elemento esencial", afirmó.

Insistió en que las conclusiones del G-20 reflejan un "consenso muy fuerte" entre los países industrializados y los emergentes y que con el éxito de la cumbre se dan "todos los elementos para reforzar la confianza".

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, se declaró "bastante satisfecho" por los resultados de la cumbre del G-20 por considerar que se ha avanzado "muchísimo" en la reforma del sistema financiero internacional y de sus instituciones.

Solbes destacó que, gracias a los acuerdos alcanzados este jueves, se acabará con un sistema "donde había muchísimos productos que no sabíamos exactamente a qué regulación se sometían y muchísimos países y muchísimas zonas que no estaban sometidos a sistemas de supervisión o sistemas de control". El "nuevo sistema financiero" se basará en una regulación de "todos los productos y todas las jurisdicciones", indicó el vicepresidente.

"En ese sentido, yo creo que el avance ha sido importante y es muy positivo", resaltó el vicepresidente en declaraciones a la entrada de la reunión informal de ministros de Economía de la eurozona.

Entre los acuerdos del G-20 que más interesan a España, Solbes destacó la cuestión de los paraísos fiscales o la generalización del sistema de provisiones dinámicas que se aplica en la banca española. "Los bancos en los buenos periodos tienen que tener un comportamiento más prudente y por lo tanto tener mayores reservas y luego, cuando la situación es más difícil, tener más margen de maniobra", explicó.

"Ese es el sistema que hemos aplicado nosotros y es un sistema que ha funcionado bien en la crisis en la banca española", subrayó.

El vicepresidente celebró además el acuerdo del G-20 de dedicar un billón de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) y a impulsar el comercio. "La cantidad es significativa y el esfuerzo de todos es importante", afirmó.

Por su parte, el ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbrük, señaló que se han realizado "grandes progresos" en la lucha contra la crisis económica y que no se deben "subestimar" los resultados de la cumbre del G-20. Steinbrük se felicitó especialmente del hecho de que Estados Unidos haya aceptado reformar la regulación financiera.

PARAÍSOS FISCALES

Pese a valorar positivamente los resultados del G-20, el primer ministro luxemburgués tachó de "incomprensible" la lista de paraísos fiscales publicada este jueves por la OCDE siguiendo las instrucciones del G-20, en la que figura su país, y lamentó que no se haya incluido a Estados Unidos.

"Me parece un poco incomprensible el trato que se da a ciertos Estados", dijo Juncker al ser preguntado por qué pensaba de la presencia de Luxemburgo en esta lista. No obstante, subrayó que no se avergüenza de figurar en esta 'lista gris' porque es sólo "descriptiva y factual".

En todo caso, el primer ministro luxemburgués lamentó que "algunos estados de Estados Unidos" no aparecen en esta clasificación, como tampoco están Hong Kong y Macao, y lo atribuyó a la "precipitación".

Y se mostró convencido de que Luxemburgo desaparecerá pronto de la lista porque tiene previsto negociar acuerdos de doble imposición con otros países.

Juncker también arremetió contra la OCDE por publicar la lista sin ponerse antes en contacto con los Gobiernos de los países miembros que están incluidos. "Es una máquina formidable de pensamiento único y de desregulación desenfrenada y sin límite", dijo, insistiendo en que la lista de los paraísos fiscales es una "decisión poco importante" del G-20 en comparación con el resto de acuerdos alcanzados.