Cristina Fernández defiende que el Estado conceda créditos directos a las empresas

  • Viña del Mar (Chile), 28 mar (EFE).- La presidenta argentina, Cristina Fernández, defendió hoy que el Estado adopte un papel más relevante ante la crisis con la concesión de créditos directos a las empresas sin la intermediación de las instituciones financieras.

Cristina Fernández defiende que el Estado conceda créditos directos a las empresas

Cristina Fernández defiende que el Estado conceda créditos directos a las empresas

Viña del Mar (Chile), 28 mar (EFE).- La presidenta argentina, Cristina Fernández, defendió hoy que el Estado adopte un papel más relevante ante la crisis con la concesión de créditos directos a las empresas sin la intermediación de las instituciones financieras.

"El Estado tiene que cumplir un rol aún más activo, porque estamos en una situación inédita de crisis", afirmó la mandataria durante la Cumbre de Líderes Progresistas que se celebra este sábado en la ciudad chilena de Viña del Mar.

Según Fernández, las instituciones financieras están recibiendo una inyección "permanente" de crédito nacional e internacional que no traspasan a las empresas, que quiebran y dejan en la calle a miles de trabajadores, que son también consumidores.

"¿Por qué entonces el Estado no interviene directamente en el fondeo de las empresas para sostener las fuentes de trabajo y que la gente pueda pagar sus hipotecas?", se preguntó la presidenta al proponer una "rearticulación del crédito" internacional.

Fernández, quien también participará en la cumbre del G-20 que se celebrará el próximo 2 de abril en Londres, apoyó la propuesta del primer ministro británico, Gordon Brown, de crear una línea de financiación previa de las exportaciones.

La presidenta, que el pasado año ordenó la nacionalización de los fondos privados de pensiones y de la compañía Aerolíneas Argentinas, de la empresa española Marsans, denunció "la demonización del Estado como mal administrador".

Para estimular la demanda, defendió los aumentos salariales, ya que a su juicio "se requieren grandes, extraordinarias e inéditas soluciones" ante una difícil coyuntura que debe llevar, además, a una revisión de las instituciones internacionales.

En este sentido, criticó al Fondo Monetario Internacional (FMI), que en los años 90 puso a Argentina como un modelo por su política privatizadora y tasas de crecimiento de más del 7 por ciento, pese a que el porcentaje de desempleo alcanzaba el 25 por ciento.

Por ello valoró las palabras del vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, presente en esta cumbre y que efectúa su primera visita oficial a Latinoamérica, quien ayer dijo en privado que "no vale cualquier crecimiento", según explicó Fernández.

Asimismo, cuestionó la función de Naciones Unidas al considerar que sus resoluciones se cumplen en el caso de países pequeños, como ocurrió con la invasión de Irak, pero cuando recaen sobre una potencia mundial "no pasa absolutamente nada".