Economía/Finanzas.-AEB dice que si el Gobierno fuera más claro sobre una 'hoja de ruta' la banca estaría "más orientada"

La patronal resalta su compromiso con el ICO pero pronostica que "el número de pymes que va a caer va a ser importante" MADRID, 26 (EUROPAPRESS) El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, reprochó hoy al Gobierno que no haya sido más claro sobre una 'hoja de ruta' de nuevas posibles actuaciones de apoyo al sector financiero, porque la banca estaría "más orientada" en el actual escenario de dificultades e incertidumbre. Tras presentar los resultados anuales de 2008, que arrojaron un descenso del beneficio del 12%, Martín dijo que no conoce ninguna hoja de ruta, por lo que no puede saber si va en la buena dirección. "Me gustaría conocerla e incluso comentarla y debatirla con el Gobierno y el Banco de España", subrayó el portavoz. Martín precisó que la banca no rechaza ayudas de capital público si fueran necesarias, pero insistió en que estos apoyos no pueden ser gratuitos y deben ir acompañados de planes de reestructuración que garanticen que el sistema saldrá fortalecido para afrontar mejor la crisis y el escenario que se abra cuando escampe. Además, criticó las ayudas de capital que se han llevado a cabo a ambos lados del Atlántico, porque distorsionan el panorama competitivo y perjudican a la banca española, que no ha recibido estas inyecciones de dinero público. "Las ayudas de capital son extremadamente sensibles, porque determinan la posición competitiva de un banco. Cuando un Estado participa se supone que esa entidad no va a caer", alegó. Martín abogó por hacer uso del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) en caso de que alguna entidad financiera española atraviese dificultades por problemas de solvencia y apuntó a que la reestructuración del sistema puede pasar por fusiones u otro tipo de medidas, que incidan, por ejemplo en el excedente actual en la red de sucursales bancarias. CADA VEZ MAYOR EXCESO DE SUCURSALES. "Que hay exceso de capacidad instalada es cierto. La economía se va a contraer y habrá más exceso de sucursales, lo que obliga a la reestructuración del sistema financiero", dijo el presidente de la patronal quien, aunque prefirió no cuantificar el exceso en el número de oficinas bancarias, sí adelantó que sobrarán más en el futuro. Por otro lado, se refirió a las quejas existentes sobre la lentitud en la concesión de préstamos de lineas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) al asegurar que el consejo general de la AEB ha adoptado por unanimidad un acuerdo de compromiso para contribuir "de forma decisiva" a garantizar su éxito, con el fin de mejorar la financiación disponible de familias y empresas. No obstante, advirtió de que "continuará habiendo quejas" en este sentido, porque "la economía se tiene que contraer y el número de pymes que va a caer va a ser importante", a pesar de que la banca no presente discrepancia alguna sobre el objetivo y la forma de articular las líneas del instituto que preside Aurelio Martínez. Según insistió, a la banca le interesa que estas líneas funcionen para que se reactive la economía. "Nos interesan, porque son buenas, ayudan a nuestros deudores", recalcó, tras recordar que Martínez ya ha aclarado que la colaboración de cajas de ahorros y bancos "es más que buena" para hacer llegar a la sociedad los programas de apoyo del Gobierno a familias y empresas. Al ser preguntado sobre si comparte la propuesta realizada en el Congreso por el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, partidario de implantar en España un plan de ayuda a hipotecados con dificultades que contribuya a aliviar la carga de la deuda, Martín subrayó que la banca "estaría dispuesta a considerarlo". De hecho, agregó, la AEB está estudiando la iniciativa articulada en Estados Unidos por el Gobierno de Barack Obama.