Economía/G-20.- La OMT defiende el papel del turismo como estímulo económico e impulsor del cuidado medioambiental

MADRID, 31 (EUROPA PRESS) La organización Mundial del Turismo (OMT) destacó hoy, en el marco de la celebración del G-20 en Londres, que el turismo puede jugar un papel muy importante como estímulo económico en tiempos de crisis y dar impulso a los cambios necesarios para lograr una "economía verde". "El turismo es una fuente de creación masiva de empleos, además de ser una de las principales vías de exportación para los países emergentes", destacó la organización, que apuesta por un sector que puede adoptar un papel más importante del que se le reconoce como estímulo económico y como generador de confianza. La OMT explica que el sector genera crecimiento y entretenimiento y da sustento a los destinos rurales además de impulsar los ingresos de los países más pobres, así como de las principales potencias económicas, que están representadas en el G-20. "El turismo y los viajes implican trabajo, infraestructuras, comercio y desarrollo. Estos son precisamente los aspectos que los líderes mundiales están enfatizando en sus acciones coordinadas de recuperación", destacó el secretario general de la OMT, Taleb Rifai. "Algunos países han empezado ya a desarrollar medidas de estímulo para minimizar el impacto de la crisis, incluyendo incentivos fiscales, facilidades para el sector y han incrementado el apoyo al marketing. Otros deberían seguir su ejemplo", aseguró. Al mismo tiempo, la OMT destacó el hecho de que el sector turístico puede liderar la transformación hacia una nueva "economía verde" a través de la inversión en infraestructuras ecológicas en aeropuertos, tren de alta velocidad, carreteras y puertos. El portavoz de la OMT, Geoffrey Lipman, destacó que la industria del transporte, hostelería y servicios turísticos está incrementando su compromiso contra el cambio climático. "Nuestras emisiones de carbono, que alcanzan el 5%, son importantes pero manejables gracias a la adaptación y a las nuevas tecnologías", destacó. Lipman recalcó que los países pobres, que tendrían que incrementar sus visitantes para el desarrollo de su agenda, necesitarán también un soporte financiero especial para ayudarles a hacer los cambios necesarios con el objeto de no perjudicar el medioambiente. Según explicó, las inversiones en "turismo verde" a través de hoteles ecológicos, biocombustibles para el transporte y una educación extensiva al respecto, proporcionará grandes beneficios de cara al futuro "y envía señales positivas a los consumidores de todo el mundo", concluyó.