Economía/Macro.- El Banco de Inglaterra prevé más acciones monetarias para controlar la inflación a medio plazo

MADRID, 16 (EUROPA PRESS) El vicegobernador del Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés), Charles Bean, considera probable que su entidad necesite llevar a cabo más acciones monetarias para acabar con evitar que se haga realidad la previsión de que la inflación se quedará por debajo del objetivo a medio plazo. Bean también cree que la compra de acciones financiada con los fondos del banco central será útil para superar la coyuntura, ahora que los tipos de interés del BoE están en mínimos históricos. "Lo normal es que la inflación continúe por debajo del objetivo a medio plazo", avanzó Bean en una convención de la Unión Nacional de Agricultores, celebrada en Birmingham, localidad del centro de Inglaterra. Además, explicó que "es probable que el Comité de Política Monetaria necesite llevar a cabo más acciones para devolver la inflación al objetivo a medio plazo", aclarando que es algo de lo que discutirán "sin lugar a dudas en las próximas reuniones". Aunque la previsión de Bean para el futuro inmediato de la economía inglesa es desalentadora, su pronóstico para finales de año mejora, según se extrae del informe sobre la inflación del BoE, presentado la semana pasada. "Tanto aquí --por Inglaterra-- como en el extranjero, ya está en el horno una importante contracción de la actividad económica para la primera mitad del año", lamentó. Sin embargo, celebró que "hay motivos para pensar que esto podría mejorar más tarde durante el año, pues ya está en camino un estímulo económico sustancioso". Concretamente, se refirió a los recortes en los tipos de interés que el BoE ha impulsado desde el pasado mes de octubre. Según Bean, éstos aún deben hacerse notar en la economía, así como la reducción del IVA impulsada por el Gobierno, que aún no ha completado su impacto sobre la economía. Bean se mostró convencido de que "incluso si el interés bancario permanece donde está ahora, los recientes recortes seguirán proporcionando un impulso reconstructor de la demanda a lo largo del año y más adelante", apuntando que "no hay por qué seguir bajando los tipos para estimular la economía". Las previsiones del FMI afirman que la de Reino Unido será la economía que más afectada se verá por la desaceleración de este año, con un descenso de la producción del 2,7%. A pesar de que la libra esterlina perdió casi una quinta parte de su valor en el último trimestre de 2008, Bean cree que este hecho podría contribuir a devolver la estabilidad a la economía británica, que antes dependía demasiado de la demanda doméstica, para que se centre más en las exportaciones, reduciendo su déficit comercial. Por otro lado, Bean confirmó que el BoE ya ha comprado activos financieros dentro de su nuevo Programa de Adquisición de Acciones, el primer paso de los presentados el pasado viernes para superar la crisis.