Economía/Macro.- Portugal defiende un G-20 de "toma de decisiones" porque las reformas "no pueden esperar"

LISBOA, 20 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) El primer ministro portugués, José Sócrates, defendió al final de la Cumbre de primavera celebrada hoy en Bruselas que la próxima reunión del G-20, que tendrá lugar el próximo 2 de abril en Londres, tiene que ser "una cumbre de decisiones" porque las instituciones financieras tienen que ser reformadas y eso "no puede esperar". En la Cumbre, los líderes europeos discutieron sobre la posición que la UE adoptará en la reunión del G-20. Después de la cita, Sócrates explicó que "lo que se va a discutir en Londres es básicamente la constitución de un nuevo orden económico y financiero internacional, capaz de reparar aquellas que fueron las razones que llevaron a la actual crisis". El primer ministro también defendió que la UE tiene que asegurarse de que la cumbre sea de "toma de decisiones" y no "de retórica". En su opinión, "la reforma de las instituciones financieras no puede esperar" debido a que "la falta de confianza y credibilidad de la regulación" son, en gran parte, responsables de la actual situación de crisis, por lo que "es imperioso tomar decisiones". No obstante, Sócrates cree que "no son necesarias muchas decisiones", pero que las que se adopten deben ser "simples y bien dirigidas a una mayor regulación, supervisión y transparencia". Entre las medidas "absolutamente necesarias", estarían las destinadas a combatir "los off-shore" y a rechazar el trabajo "en paraísos fiscales". "Tenemos que asegurar a los ciudadanos de todo el mundo que hacemos esos cambios", concluyó.