Economía.-Solbes espera que la reunión de G-20 sea un éxito y dice que la falta de cooperación puede agravar la crisis

MADRID, 23 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, confió hoy en que la reunión del G-20 que se celebrará en Londres el próximo 2 de abril sea un éxito, y advirtió de que la falta de cooperación internacional y las medidas enfocadas al proteccionismo sólo pueden agravar la crisis económica y financiera mundial. Según explicó Solbes en el 'Foro de la Nueva Economía', hay muchísimo trabajo detrás de la Cumbre del G-20, y la capacidad de los países para actuar de forma coherente y coordinada a escala global determinará la velocidad con que se saldrá de la crisis. "Los criterios nacionales están abocados al fracaso; ninguna economía puede recuperarse por sí sola", aseveró. Solbes recalcó que cuando la crisis afecta solo a un país es posible salir de ella con medidas nacionales y de reactivación desde el exterior, pero advirtió de que en la actualidad la única fórmula válida es impulsar la demanda mundial de forma coordinada, resolver problemas financieros y evitar la tenteación de adoptar medidas proteccionistas, cuestiones que se debatirán en seno de la Cumbre del G-20 en Londres. El ministro expresó su satisfacción por que España vaya a asistir al G-20 y a las reuniones del Foro de Estabilidad Financiera, porque no tendría sentido acudir a las reuniones internacionales si no se contribuye a la busqueda de soluciones y al diseño de la arquitectura financiera internacional para el escenario que se abra tras la crisis. La presencia de España se justifica por su peso tanto económico como de su sistema financiero en el mundo, pero también por la aportación al debate que suponen los elementos propios del sistema financiero español, como su marco de regulación y supervisión financiera, que goza de gran reconocimiento internacional, dijo Solbes, en clara alusión a las provisiones bancarias exigidas por el Banco de España. Según puntualizó, entre los temas que se abordarán en Londres figuran desarrollar una regulación uniforme para todos los productos financieros en todas las jurisdicciones, poner coto a los paraísos fiscales, potenciar el papel y la capacidad de reembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI) y abordar las necesidades de los países emergentes, que se han contagiado de la crisis financiera a través del comercio.