El Banco Mundial dice que China se recuperará de la recesión este año

PEKÍN, 7 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit)

El Banco Mundial se mostró convencido hoy de que China dejará atrás lo peor de la crisis económica a mediados de año, y podría ayudar a sacar de la recesión, con su impulso, a otros países asiáticos.

"China sigue siendo un punto brillante en la región y en la economía mundial ya que hay señales de que la actividad económica podría haber llegado a su mínimo", dice la entidad internacional, que se agarra a este "rayo de esperanza", según el propio texto, y afirma que el gigante asiático podría estar totalmente recuperado el próximo año.

"A no ser que haya un mayor contracción de la demanda mundial, o que vuelvan a aflorar las tensiones financieras, el crecimiento en China comenzará a enderezarse en la segunda mitad del año, compensando parcialmente el débil primer semestre".

En líneas generales, los países en desarrollo del este de Asia (término que excluye a Japón, Corea del Sur, Taiwán o Hong Kong), crecerán un 5,3%, frente al 8% del año pasado (en el informe de diciembre, el BM había afirmado que la región crecería un 6,7%).

Para China la entidad predijo, en marzo pasado, un crecimiento del 6,5% frente al 8% que se ha marcado el Gobierno y el 7,5% que había pronosticado la propia organización en marzo pasado.

El pasado marzo el índice de gestión de compra se situó en 52,4 (superando por primera vez la barrera de los 50, considerado el límite que marca la separación entre la expansión y la contracción por primera vez en medio año), lo que se ha interpretado como una señal de que la crisis, en China, podría haber ya tocado fondo.

Pekín, además, anunció en noviembre la puesta en marcha de un plan de estímulo por valor de 4 billones de yuanes (unos 441.000 millones de euros), con el que pretende compensar la caída de las exportaciones, motor del crecimiento del país, con gasto público y un aumento del consumo privado.