Empresarios consideran que Latinoamérica está preparada para superar crisis

  • Río de Janeiro, 16 abr (EFE).- América Latina está mejor preparada que otras regiones y que en otras épocas para hacer frente a la actual crisis global y puede salir fortalecida cuando los problemas sean superados, coincidieron hoy los participantes en la cuarta edición latinoamericana del Foro Económico Mundial.

La confianza de los empresarios suramericanos se desplomó pero supera la de otras regiones

La confianza de los empresarios suramericanos se desplomó pero supera la de otras regiones

Empresarios consideran que Latinoamérica está preparada para superar crisis

Empresarios consideran que Latinoamérica está preparada para superar crisis

Río de Janeiro, 16 abr (EFE).- América Latina está mejor preparada que otras regiones y que en otras épocas para hacer frente a la actual crisis global y puede salir fortalecida cuando los problemas sean superados, coincidieron hoy los participantes en la cuarta edición latinoamericana del Foro Económico Mundial.

Ese optimismo, que sorprendió a hombres de negocios de otras zonas y que contrasta con la caída de la producción regional en los últimos meses, fue la tónica general en la ceremonia de clausura del Foro, que reunió en Río de Janeiro a cerca de 500 líderes empresariales, políticos y académicos de unos 35 países.

"La conclusión tras dos días de debates es que los países de América Latina están listos para enfrentar la crisis en mejores condiciones en que estaban en otras épocas", aseguró el presidente para Latinoamérica del banco brasileño Itaú-Unibanco y copresidente del Foro, Ricardo Villela Marino, al hacer un balance del encuentro.

"A diferencia de otras regiones, la crisis en Latinoamérica no es de demanda, sino de confianza", agregó Marcelo Bahía Odebrecht, uno de los principales ejecutivos del grupo brasileño Odebrecht e igualmente copresidente del Foro.

Para el ministro colombiano de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, la crisis le ha dado una nueva oportunidad a América Latina para reforzar su integración y buscar un acuerdo de libre comercio que englobe toda la región.

El gobernador del estado brasileño de Minas Gerais, Aecio Neves, afirmó, por su parte, que la crisis también le ha dado una oportunidad a las naciones de la región para resolver problemas que impedían el crecimiento y en los que no se atrevía a avanzar, como la reforma del Estado.

"Parece claro que los primeros países que superarán la crisis serán los latinoamericanos y China", dijo a Efe el ex ministro venezolano de Planificación Ricardo Hausmann, actual director del Centro Internacional de la Escuela John F. Kennedy de la Universidad de Harvard.

Las declaraciones de optimismo coincidieron con la divulgación durante el Foro de una consulta entre los ejecutivos de las mayores compañías suramericanas, según la cual la confianza está por encima de la de otras regiones, pese a que disminuyó en el último año.

De acuerdo con el estudio de la consultora Pricewaterhouse Coopers, el 22% de los presidentes de las grandes firmas de América del Sur tiene mucha confianza en que las ganancias de su empresa aumentarán en 2009, frente a un 53% que opinaba lo mismo en 2008, antes del agravamiento de la crisis.

Ese porcentaje, sin embargo, supera el de los empresarios estadounidenses (13%) y el de los de Europa occidental (15%), y solo es rebasado por el de los países de Asia-Pacífico (31 por ciento).

Según Villela Marino, en los diferentes debates del Foro quedó claro que, además de un sistema financiero que soportó bien la crisis, las naciones de la región tienen condiciones que le permiten superar los problemas con mayor facilidad, entre ellas la abundancia de recursos naturales, fuentes de energía renovables, sistemas democráticos estables y ausencia de conflictos.

"Lo más importante es que tienen fundamentos macroeconómicos que resistieron más o menos bien a la crisis y que continúan sólidos, por lo que la inflación y el déficit fiscal sigue bajo control", señaló el copresidente del Foro.

"Además, encontró nuevos mercados en Asia y otras regiones para compensar los que perdió como consecuencia de la crisis", agregó.

Los participantes en el Foro se refirieron también a la oportunidad que tiene América Latina para lanzar las bases de un nuevo ciclo de desarrollo que salde la vieja deuda social del continente.

"No aprovechamos los años que tuvimos de crecimiento para reducir las desigualdades, pero podemos hacerlo ahora", apuntó el gobernador de Minas Gerais, el segundo estado más poblado de Brasil.

"Llegó la hora de pagar la deuda social y promover la igualdad para que todos los latinoamericanos tengan las mismas condiciones como ciudadanos y como consumidores", coincidió Villela Marino.

De acuerdo con Ordebrecht, es precisamente ayudando a los pobres que los países de la región tienen una posibilidad de aumentar su demanda interna, sustituir la externa y superar la crisis.

"Los consumidores de los países desarrollados ya no van a aumentar su consumo de calorías, pero si conseguimos que los latinoamericanos consuman un poco más de calorías, tendremos un impacto enorme en la demanda", explicó.