Los ministros de Finanzas de la UE alaban decisiones del G-20

Los ministros de Finanzas de la UE alaban decisiones del G-20

Los ministros de Finanzas de la UE alaban decisiones del G-20

PRAGA (Reuters) - Los ministros de Finanzas de la Unión Europea alabaron el viernes las que consideraron decisiones ambiciosas del G-20 de triplicar los fondos para el FMI y las reformas regulatorias y dijo que esperaban más recortes de interés del Banco Central Europeo.

Los dirigentes mundiales destinaron el jueves 1,1 billón de dólares a combatir la peor crisis económica desde la Gran Depresión y dijeron que las reglas financieras se endurecerán para impedir que ocurra de nuevo, un resultado más ambicioso del previsto inicialmente.

"Creo que hemos hecho grandes progresos. Estoy muy satisfecho", dijo el ministro alemán de Economía, Peer Steinbrück, a su llegada a una cumbre informal de ministros de la eurozona - llamado Eurogrupo - y del Banco Central Europeo en Praga.

Pero el recorte de tipos de interés del BCE el jueves en sólo 25 puntos básicos, hasta el 1,25 por ciento, sorprendió a los mercados, que esperaban que fuera de 50 puntos en medio una panorama sombrío.

"Confío en que sea sólo cuestión de tiempo antes de que reduzcan más los tipos de interés", dijo a los periodistas el ministro chipriota de Economía, Charilaos Stavrakis.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, señaló que el BCE, que ya ha reducido los tipos en seis ocasiones desde octubre, podría reducir otros 25 puntos en la tasa de referencia en mayo.

El ministro finlandés de Economía, Jyrki Katainen, indicó el jueves que hay espacio para una mayor flexibilización en "algún momento futuro", mientras que el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, dijo que el último recorte va en la dirección correcta.

Al Eurogrupo se unirán el resto de los ministros de Economía de la UE y los gobernadores de los bancos centrales el viernes y el sábado para revisar las decisiones del G-20, los déficits presupuestarios y los planes para la reforma regulatoria y de supervisión de la Unión.

Los líderes del G-20 acordaron triplicar los recursos para el FMI hasta 750.000 millones de dólares y un paquete de 250.000 millones en los próximos dos años para apoyar los flujos comerciales mundiales, que se prevé que caigan un nueve por ciento este año.

"Fue un gran estímulo que se puso a disposición de los países emergentes, y sabemos que ahí es donde está lo peor, y es ahí donde se notarán más rápidamente", dijo la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde.

Los dirigentes de las principales economías del mundo, que representan más del 80 por ciento del comercio mundial, también acordaron endurecer las normas respeto a los paraísos fiscales, los fondos de capital riesgo y las agencias de calificación de crédito.

Las medidas, aseguraron, incrementarían la producción mundial un cuatro por ciento a finales de 2010, aunque no mostró con claridad la cifra del gasto del estímulo hasta esa fecha, con estimaciones que van de los dos billones a los cinco billones de dólares.

El ministro austriaco de Economía, Josef Proll, dijo que el incremento de los fondos para el FMI es una buena noticia para las economías del centro y el este de Europa, donde los bancos austriacos han intervenido mucho, y que se han visto muy afectadas por la crisis económica.